TARIFA ELÉCTRICA. Aumentos del 25% en un primer bimestre, luego del 70 y finalmente del 130% al cabo de seis meses, impactarán en los usuarios

(Fuente: El Entre Ríos). La quita de subsidios afectará a comercios, industrias e instituciones. Entre Ríos se quedó sin un beneficio que recibirá Corrientes. Vienen meses difíciles tanto para los consumidores de energía como para las empresas distribuidoras que deben confeccionar las facturas y pronostican largas colas de usuarios en problemas.


Aumentos del 25% en un primer bimestre, luego del 70 y finalmente del 130% al cabo de seis meses, impactarán en los usuarios de ingresos elevados. Aunque no sólo en ellos se sentirá el latigazo. Por el momento, no hay normativa que ponga a salvo de semejante tarifazo a comercios e industrias y a instituciones sociales, como, por ejemplo, los clubes de barrio.

Y, como si todo esto fuera poco, hay que sumarle la mala nueva aportada este jueves por la Resolución 649 de la Secretaría de Energía de la Nación, que marginó a Entre Ríos de la zona del país que seguirá beneficiada con subsidios para los consumos de 401 a 550 kilovatios del sector de ingresos medios de la población. Corrientes, sí; Entre Ríos, no, por ejemplo.

“La segmentación empezó a regir a partir del 1 de septiembre. Afecta exclusivamente a quienes no se inscribieron en el formulario y a quienes habiéndose inscripto quedaron en el nivel 1. Los que no se inscribieron y tenían el beneficio de la tarifa social, no se verán afectados”, es la primera definición concreta del contador Martín Santana, vicepresidente de la Cooperativa Eléctrica de Concordia, la distribuidora no estatal más grande de Entre Ríos.

¿Qué porcentaje de la Argentina será directamente afectada por la quita de subsidios? “En un primer cálculo -explicó Santana en diálogo con el programa Despertá con Nosotros, por Oíd Mortales Radio y Radio 12- se había dicho que era un 10% de la población. Luego eso fue corregido, porque representa algo más cercano al 20, pero además, a esto hay que adicionarle aquellos consumidores que no son residenciales, como los comercios, las industrias y las instituciones intermedias, para las cuales no hay todavía una normativa que las excluya del incremento. Tuvimos consultas, por ejemplo, de clubes de barrio que han quedado fuera de la posibilidad de conservar los subsidios hasta el momento”, precisó Santana, con indisimulable preocupación.

El vice de la Cooperativa Eléctrica de la capital del citrus aprovechó para dar una noticia que no es de las más alentadoras para los entrerrianos. “Había una posibilidad para algunas zonas del país, que en el día de hoy fue formalizada a través de la Resolución 649 de la Secretaría de Energía de la Nación, que establece claramente que Entre Ríos queda fuera de las provincias que tendrán tarifa subsidiada para consumos entre 400 y 550 kilovatios hora, en el sector de ingresos medios, un beneficio pensado para zonas sin gas natural”, explicó.

“En su momento -recordó- habíamos planteado la preocupación por aquellos que viven en nuestras ciudades de Entre Ríos, pero no tienen gas natural en el frente del domicilio, pensando que también deberían ser beneficiados con el subsidio hasta 550 kilovatios. Pero con la flamante resolución queda clarísimo que Entre Ríos quedó fuera del beneficio. En definitiva, quienes consuman más de 400 kilovatios, aún sin tener gas natural en sus casas, y que no estén en el nivel 1 de mayores ingresos sino que pertenezcan al nivel 3, o sea, de ingresos medios, se quedan sin subsidio. Los que sí van a conservar el subsidio son los del nivel 2, con la tarifa social”, detalló.
Tres bimestres con aumentos del 25 al 130%
“La quita de subsidio derivada de la segmentación será por bimestre. El primero es septiembre-octubre, con 20% de quita de subsidio, que, trasladado a la factura, significa un aumento de alrededor del 25%. Porque una cosa es quitar el subsidio y otra trasladarlo a la factura al precio que se debe pagar. No son buenas noticias”, admitió Martín Santana.

El profesional explicó que “en el segundo bimestre, noviembre-diciembre, será un 40% más. O sea, la quita va a totalizar el 60%. Y en el último bimestre, enero-febrero, donde la quita llegará al 100%, ello se traducirá en la factura en un aumento que va a rondar el 130% aproximadamente. Y si observamos las fechas, quienes estén dentro del nivel 1 o no completaron el formulario y no sean tarifa social, incluyendo los comercios y las industrias, deben saber que desde el 1 de septiembre tienen que controlar el consumo, porque lo que paguen en noviembre por lo que están consumiendo ahora, la factura vendrá con el 25%, después llegará a poco más del 70 y finalmente al 130”.

- ¿Ya tiene la Cooperativa Eléctrica y las restantes distribuidoras las listas depuradas de quiénes son de nivel 1, nivel 2 y nivel 3, quiénes conservan subsidios y quiénes lo pierden?

- No. Aún no. Y por lo que tenemos entendido, ni siquiera el EPRE (Ente Provincial Regulador de la Energía de Entre Ríos) las ha recibido, así que esta es una cuestión compleja, porque es información imprescindible para facturar sin errores. Es un panorama complejo y estamos a la espera de novedades.

- Esta resolución que deja afuera a Entre Ríos del subsidio a consumos de 401 a 550 kilovatios horas para el sector 3 (ingresos medios), ¿genera una nueva desigualdad respecto de otras provincias? Por ejemplo, ¿un entrerriano sin gas natural en su casa pagará más caro que un correntino en igual situación?

- Sí, tal cual, es así. Misiones, Corrientes, Formosa, Chaco, Catamarca y La Rioja, según el artículo primero de la Resolución 649 del 13 de septiembre, están incluidas dentro de las zonas que, al no tener gas natural, se ven beneficiadas en el nivel 3 de ingresos.
Fuente: El Entre Ríos