PARO DOCENTE ESTE VIERNES 9. "La inflación licúa diariamente el salario, por lo que se hace imperiosa una urgente recomposición"

Los cuatro sindicatos docentes van a la huelga este viernes. El plenario de la AGMER que se reunió en forma virtual vía zoom, en la jornada de este jueves 8, dispuso convocar a una huelga de 24 horas para el viernes 9 (/9/2022), en el marco de la demanda por una recomposición salarial. Otros tres gremios docentes se suman a la huelga: la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet), el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) y la Unión Docentes Argentinos. El presidente del Consejo General de Educación (CGE), Martín Müller, cuestionó la medida de protesta: “la dirigencia gremial docente desprecia el derecho de los niños a la educación”.


La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) convocó a un paro de 24 horas para este viernes en demanda para que el Gobierno presente una nueva oferta salarial, distinta a la que se conoció el viernes 1, cuando fue la última reunión paritaria.

La decisión se adoptó al término del plenario de secretarios generales que se reunió en conjunto con la comisión directiva provincial de Agmer. La medida se adoptó ad referéndum del congreso de la entidad sindical.

A la medida de fuerza se sumaron los otros tres sindicatos docentes: la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet), el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) y la Unión Docentes Argentinos (UDA).

«Esta medida de acción directa responde concretamente a la inacción explícita del Gobierno provincial al menospreciar y socavar la voluntad de diálogo que hemos tenido las y los trabajadores docentes», dice un pronunciamiento que firmaron los gremios. «Con un índice de inflación que licúa diariamente nuestro salario se hace imperiosa una urgente respuesta salarial. El Gobierno provincial debe presentar una propuesta salarial que dé cuenta de la situación económica si de verdad quiere, por un lado, que las y los trabajadores no perdamos frente a la inflación (tal como lo señalara el gobierno, que nuestros salarios deberían estar por encima de la inflación) y, además, que el conflicto no se profundice», agrega.

La última oferta salarial del Gobierno, un 20% -un 7% para agosto, un 13% para septiembre- fue rechazada por los cuatro sindicatos docentes: Agmer, y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet), la Unión Docentes Argentinos (UDA) y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop), y por eso se dio por fracasada la instancia de la paritaria.

No obstante, el Poder Ejecutivo convocó a una nueva reunión para discutir salarios para el martes 13 del actual. 

 

El conflicto sobrevino ante la falta de acuerdo. El Gobierno ofreció un 7 % con los haberes de agosto y otro 13 % con los de septiembre. El acumulado sería del 65,45% y habría un nuevo encuentro en octubre. Pero ATE y UPCN rechazaron la oferta.

En marzo, en el primer acuerdo paritario de 2022, se acordó un aumento del 45,45% que se pensó en tres tramos y que al final fue en 4 tramos: un 21,21% en marzo; un 8% en mayo; y un 16,16% en agosto. Pero con la escalada inflacionaria, los gremios presionaron y lograron que el Ejecutivo adelante un 10% en julio, por lo que en agosto se terminó de cobrar el 6,16%.

Ante el rechazo gremial, el Gobierno decidió reabrir la negociación -se había declarado fracasada la paritaria docente- y convocó a los docentes y a los estatales para este martes 13 (/9/2022) a una reunión que, de momento, no tiene hora de realización. En ese ámbito se espera que presente una nueva propuesta salarial.

En julio, última medición del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el costo de la canasta básica de alimentos, que mide la línea de pobreza, se ubicó en $111.298, mientras la canasta que mide la línea de indigencia alcanzó los $49.466.

En tanto, el índice de inflación en julio, de acuerdo a la medición del Indec, fue de 7,4%, y en los primeros siete meses del año acumula 46,2%.

Las consultoras privadas pronostican que la inflación de agosto estará cerca del 7%, y proyectan un acumulado en los últimos doce meses del 76%.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora


(PRENSA GOBIERNO DE ENTRE RÍOS -PUBLICACIÓN TEXTUAL-).

Müller: “la dirigencia gremial docente desprecia el derecho de los niños y las niñas a la educación”

“La dirigencia gremial docente desprecia el derecho de los niños y las niñas a la educación”, afirmó el presidente del Consejo General de Educación (CGE), Martín Müller, tras conocerse el paro convocado por los secretarios generales de los sindicatos.

Müller sostuvo que “la dirigencia gremial no expresa en absoluto el sentir de las y los docentes”, y que “toman una medida destemplada, a espaldas de los docentes, que lo único que hace es perjudicar a los niños, las niñas, los adolescentes y a las miles de familias que sufren cuando sus hijos no tienen clases”.

El titular del CGE expresó, además, que “desde el gobierno hemos dado sobradas muestras de vocación de diálogo convocando a paritarias salariales, reuniones y paritarias sectoriales. Pero este paro no hace más que confirmar la nula voluntad de una dirigencia gremial alejada de los trabajadores y de la comunidad educativa, y que socaba el derecho a la educación”.

“Asistimos a una muestra de soberbia de parte de una dirigencia gremial debilitada que no tiene para ofrecer otra cosa que no sea un ataque a las instancias de diálogo, condicionando por la fuerza la paritaria en medio de la convocatoria que realizamos para el martes que viene”, continuó.

En ese marco, Müller recordó que “hemos hecho propuestas salariales muy significativas al comienzo del año, adelantamos aumentos cuando se aceleró la inflación, hicimos nuevas propuestas y las volvimos a reformular en función de los pedidos que hicieron los gremios. Sin embargo todo ese trabajo es desechado y tirado por la borda por un grupo de dirigentes gremiales que desprecian el derecho de los niños, niñas y de sus familias”.

“Los términos del comunicado que conocimos durante la jornada, y que intentan justificar una medida agresiva y sin consenso, como lo es el paro anunciado para mañana, no hace más que expresar la falta de compromiso de un grupo de dirigentes que lejos de intentar llevar soluciones a las y los trabajadores de la educación, solo se esfuerzan por gritar más fuerte”, concluyó Müller.