ÍNDICES DE INFLACIÓN: 7,4% (julio 2022) / 46,2% (acumulado 2022) / 71% (interanual)

NÚMEROS QUE PROVOCAN UNA EXPLOSIÓN DE POBREZA. El índice de inflación de julio fue de 7,4%; el acumulado en lo que va de 2022 es de 46,2%, y el interanual asciende a 71%.

Información histórica para mal: La inflación de julio fue de 7,4 %, la más alta en 20 años. La variación interanual del IPC alcanzó 71 % en julio y la acumulada en el año es de 46,2 %. El aumento fue en el mes de la salida de Martín Guzmán.

La inflación de julio registró un aumento de 7,4 %, la más alta en 20 años. Así fue la variación mensual del índice de precios al consumidor (IPC) que trepó al 46,2% en lo que va del año y al 71% en forma interanual según informó -ayer- el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). 

Hasta el momento, el IPC más alto de este año y de toda la gestión de Alberto Fernández había sido el del pasado mes de marzo, cuando llegó al 6,7 %. Había sido la marca más alta desde abril de 2002 cuando alcanzó 10,4%. 

El rubro que más aumentó el mes pasado fue  el de recreación y cultura que marcó subas de 13,2 %. El incremento se explica en parte por los aumentos de los servicios asociados al turismo durante el receso invernal. Siguieron los ítems de equipamiento y mantenimiento del hogar que tuvieron una suba de 10,3%. En tercer lugar quedó restaurantes y hoteles con alza de 9,8%, también comprendida en el marco de las vacaciones de invierno.

Alimentos y bebidas se ubicó entre los ítems que menos aumentaron: 6%. No obstante se destacaron los aumentos en azúcar, dulces, chocolate, golosinas, aceites, grasas y manteca; frutas, verduras y legumbres; leche, productos lácteos y huevos.

Además, durante julio se destacaron los incrementos en prendas de vestir y calzado (8,5%), en la cuota de la medicina prepaga (6,8%); de los servicios de telefonía y de conexión a internet (5,5%); y en educación (6,1%).

El segmento que menos subas registró en julio fue vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles: 4,6%.

El comportamiento de los precios durante el mes pasado se vincula a la suba del dólar como consecuencia de la incertidumbre que generó la renuncia del ex ministro de Economía Martín Guzmán el pasado 2 de julio. El aumento de los dólares libres (la combinación del blue, el CCL y el MEP), aceleró los aumentos de precios domésticos que ya venían con una inercia previa.

Tras el salto del dólar y la incertidumbre económica, las consultoras privadas habían proyectado que la inflación de julio iba a ser cercana a 8 %. Tras bajar al 6 % y al 5,1 % en abril y mayo, respectivamente, el índice repuntó en junio al 5,3 %, empujado por la inestabilidad en el mercado cambiario que empezó a escalar en la segunda semana de junio.

La dirección de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires había informado este lunes que la inflación de julio en la Ciudad de Buenos Aires fue de 7,7%, la más alta desde que se empezó a medir oficialmente este indicador en territorio porteño hace 10 años.

En el mediodía del jueves, poco antes de conocerse la preocupante cifra de inflación, Alberto Fernández dió un discurso en Chaco en el que insistió en que su Gobierno está "haciendo los esfuerzos necesarios para resolver el problema".

"Desde el Estado estamos haciendo los esfuerzos para resolver el problema inflacionario y convocando a todos los involucrados para que ayuden a resolverlo", manifestó durante el acto. Y agregó: "Sé que tenemos muchos problemas que resolver por delante. Veo lo que pasa con los precios y sí que me preocupa. Por eso dejamos todas las paritarias abiertas para que los sueldos le ganen a la inflación. Y por eso, anunciamos el bono a los jubilados", agregó.

Fernández señaló que el tema de la inflación hoy es una preocupación mundial. Pero mientras en el mundo desarrollado las tasas anualizadas rondan el 10%, en la Argentina es 135%.

El Presidente también apuntó a la oposición por la situación que recibió el Gobierno. Mencionó la pandemia por el Coronavirus y la guerra de Rusia en Ucrania. "Sepan que conozco del problema, no me desentiendo. Y lucho todos los días para ver cómo encontrarle una salida a un problema que no es sólo de Argentina sino que se desató en el mundo. La Argentina está creciendo y generando trabajo. Debemos resolver ese problema como sociedad para que el crecimiento sea equitativo y que todos vivamos más tranquilos", manifestó.

Según el economista Aldo Abram, director ejecutivo de la Fundación Libertad y Progreso, "si el Presidente consultara a sus pares de la región cómo hacen para domesticar a los formadores de precios, o para que les funcione tan bien los congelamientos, lo más probable es que le digan que no hacen nada de eso. Lo que tienen es un Banco Central cuya prioridad es respetar a los ciudadanos. Dándoles una moneda estable y confiable. Por lo tanto emiten lo necesario conforme a lo que demande la gente", señaló.

PUBLICACIÓN RELACIONADA

La bronca del defensor de la tercera edad tras el anuncio de aumento a jubilados: “Es una falacia berreta, no tienen imaginación para mentir”

Eugenio Semino apuntó contra el Gobierno, luego de que dijeran que la suba de jubilaciones le gana a la inflación.

"Es una falacia discursiva berreta, no tienen imaginación para mentir". La frase la dice Eduardo Semino, titular de la Coordinación Operativa de la Tercera Edad de la Defensoría del Pueblo, y su énfasis contrasta con los ánimos de celebración en el Gobierno tras el anuncio de aumentos a las jubilaciones que encabezaron el ministro de Economía, Sergio Massa, y la titular de la ANSeS, Fernanda Raverta.

Fue en la tarde del miércoles que Massa y Raverta detallaron que, partir del 1° septiembre, todas las jubilaciones y pensiones y demás prestaciones sociales tendrán un incremento del 15,53% hasta el 30 de noviembre, de acuerdo a la fórmula de movilidad, y a ese incremento se le suma un refuerzo mensual por tres meses –en septiembre, octubre y noviembre- de $ 7.000 hasta $ 4.000 para los que perciben hasta 2 haberes mínimos ($ 86.706).

A través de sus redes sociales, los dos funcionarios celebraron el anuncio y enfatizaron que las jubilaciones le ganan a la inflación en lo que va del año.

Pero Semino va más allá de esa cifra que, por sí sola, da cuenta de una buena noticia para los jubilados, y dispara: "Es una ratificación del brutal ajuste que se viene dando sobre el sector. Siguen ajustando sobre los haberes de jubilados y pensionados".

El ministro de Economía Sergio Massa junto a la titular del Anses, Fernanda Raverta.

El ministro de Economía Sergio Massa junto a la titular del Anses, Fernanda Raverta.

En declaraciones a Clarín, Semino, que pelea por los derechos de las personas mayores, fue analizando paso a paso el impacto de las medidas anunciadas y puso en evidencia, una vez más, el panorama desolador que enfrentan.

Con el 15,53% la jubilación mínima sube de $ 37.525 a $ 43.353. Además, con los $ 7.000 de refuerzo el ingreso de bolsillo pasará a $ 50.353 durante los próximos 3 meses, lo que da un incremento del 34,2%.

Por su parte, un jubilado que cobra dos haberes mínimos y en agosto percibió $ 75.050, de septiembre a noviembre cobrará $ 90.705. Una suba del 20,9%. En tanto, los que superan los 2 haberes mínimos, sólo reciben el incremento del 15,53%.

"El anuncio no sorprende, los de la mínima, a los que hacen referencia en el anuncio, van a recibir $ 6.000 de bolsillo, son $ 200 por día, para haberes que ya no cubrían un 35% o 40% de su canasta de necesidades básicas", explica.

Y agrega, redoblando la apuesta: "Como es muy impresentable esa suma, aparece un bono".

0 seconds of 59 secondsVolume 0%
00:15
00:01
00:59

La titular de la ANSeS defendió el aumento a los jubilados: "Le están ganando a la inflación"

Fernanda Raverta destacó que los haberes mínimos crecieron casi 8% más que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que da a conocer el Indec.

Para Semino "es una mentira como presentan el tema de que las jubilaciones mínimas son de 50 mil".

"Son $ 43.000 más el bono y el reajuste de diciembre va a ser sobre esos $ 43.000, y el aguinaldo se va a pagar también sobre $ 43.000", remarcó.

Este jueves Raverta siguió con la celebración del anuncio al sostener que lo que están haciendo es cumplir lo que prometieron, "que es que ningún jubilado pierda capacidad de compra, pierda con la inflación".

"Con este aumento trimestral, hace nueve meses que arrancamos el año y podemos decir que han aumentado las jubilaciones mínimas por arriba de la inflación en casi 8 puntos, en 7,9", destacó.

Semino siguió con sus cuestionamientos y con el análisis del vaso medio vacío del anuncio que es, ni más ni menos, la realidad de los jubilados, y repite: "Es todo una falacia discursiva berreta".

También advirtió por el posible tarifazo que "muchísimos adultos mayores" puede sufrir por no haber completado el trámite que les permita mantener el subsidio.

"Muchísimos ni se enteraron que tienen que hacer un trámite mantener el subsidio y muchos otros no tienen a nadie que les haga el trámite, lo digo porque lo veo acá en la Defensoría vinieron parva para hacerlo, por lo que calculo que va a haber un gran segmento que se va a comer el tarifazo", señaló.

Semino fue más allá en sus críticas al Gobierno y apuntó directamente contra Raverta: "Si nos puede convencer de que con 40 o 50 lucas se puede vivir en Argentina sería maravilloso".

Con una anécdota quiso graficar la situación actual de los jubilados: "Yo armé acá en la Defensoría una oficinita con tres abogados para ayudar a la gente a jubilarse, ordenarle los papeles. Vale decir que puede venir la gente que está por cumplir 65 y les ordenan las cosas, pero el 80% de la gente que viene quiere saber cómo hacer para no jubilarse porque quieren seguir trabajando".