12 mayo 2022

La AGMER rechaza la derogación de resolución que impedía calificar con menos de 4












La AGMER sentó posición, tras revocarse la medida que impedía calificar con menos de 4. La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos hizo saber su “desacuerdo” y “preocupación” ante la decisión del gobernador Gustavo Bordet de dar marcha atrás con la Resolución Nº 1565/2022, que establecía modificaciones sobre el Sistema de Evaluación, Calificación y Promoción para el primer trimestre del nivel secundario.

“Todo sujeto institucional que sea capaz de analizar y entender los procesos de enseñanza y aprendizaje en su complejidad, sabe muy bien que esta norma, bajo ningún aspecto, implica cuestiones que son absolutamente falaces, tales como nivelar para abajo o propiciar escenarios de promoción masiva para generar una ficción estadística que busque distorsionar la realidad sobre el nivel educativo, como vienen pretendiendo instalar mediáticamente sectores que sólo buscan favorecer intereses políticos, sin el menor conocimiento acerca de la problemática escolar en todos sus matices”, manifestaron desde la comisión directiva central.

OTROS TÍTULOS RELACIONADOS DESARROLLADOS EN ESTA PUBLICACIÓN: 

Aplazos: La AGMER cuestiona posturas «reaccionarias» del Gobernador / «Lo de Bordet es retroceso pedagógico» / «El Gobierno de Bordet no aprueba ni con un 4». El diputado nacional Pedro Galimberti, cuestionó con sorna los cambios anunciados en Educación.

AUDIO. Los alumnos de escuelas secundarias de Entre Ríos no podrán ser calificados con menos de 4. AUDIO ENTREVISTA EN RADIO RIVADAVIA A DIRIGENTE GREMIAL.

“Todo sujeto institucional que sea capaz de analizar y entender los procesos de enseñanza y aprendizaje en su complejidad, sabe muy bien que esta norma, bajo ningún aspecto, implica cuestiones que son absolutamente falaces, tales como nivelar para abajo o propiciar escenarios de promoción masiva para generar una ficción estadística que busque distorsionar la realidad sobre el nivel educativo, como vienen pretendiendo instalar mediáticamente sectores que sólo buscan favorecer intereses políticos, sin el menor conocimiento acerca de la problemática escolar en todos sus matices”, manifestaron desde la comisión directiva central.
Con el convencimiento de que las medidas eran “razonables”, “acertadas” y “necesarias”, en un contexto marcado por la pandemia “que ha puesto en tensión muchas de las prácticas que atraviesan al sistema”, consideran que ello “obliga a encarar un proceso de recuperación de las trayectorias escolares que resultaron fragmentadas por el aislamiento y las clases no presenciales” entre 2020 y 2021: “Es algo que podemos respaldar con fundamentos y datos precisos, surgidos de investigaciones rigurosas acerca de los aprendizajes en pandemia, lo cual refuta los argumentos arteros y oportunistas de sectores ajenos a la escena educativa”.
“Si pese a los sobrados elementos para respaldar esta medida el gobernador decide ratificar la marcha atrás con la misma y mantener el rumbo anunciado ante la prensa, desde su lugar como máximo responsable político del Estado provincial, estará convalidando el triunfo de concepciones reaccionarias, las cuales se basan en lógicas punitivistas que nada tienen que ver con la pedagogía crítica e inclusiva que en numerosas ocasiones se han declamado desde el gobierno”, le advierten a Bordet desde el sindicato docente.

En este sentido, es que respaldaron el contenido de la resolución e hicieron un llamado al gobernador para que revea sus declaraciones y “evite dejar los destinos de la educación provincial en manos de sectores antipedagógicos”: “Está en su poder la opción de defender la educación o bien ir en contra de ella, pero debe saber que como sindicato siempre estaremos del lado de las acciones que verdaderamente y sin demagogia apuntan a mejorar el presente y futuro de cientos de miles de gurises en las aulas entrerrianas”.El documento lleva las firmas de Marcelo Pagani, secretario general de Agmer; Ana Delaloye, secretaria adjunta; Guillermo Zampedri, secretario gremial; Susana Cogno, vocal en el Consejo General de Educación; más secretarios de la conducción provincial.
Fuente: El Entre RíosPUBLICACIONES RELACIONADASAplazos: La AGMER cuestiona posturas «reaccionarias» del Gobernador

La conducción provincial de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) reaccionó ante la decisión del gobernador Gustavo Bordet que ordenó al Consejo General de Educación (CGE) la derogación de la resolución N° 1.562, dictada el 2 del actual, ,y que estableció un nuevo sistema de calificaciones en la escuela secundaria, con la eliminación de los aplazos en el primer trimestre.

“No comparto en absoluto la medida. Nadie me hizo conocer antes de publicarla. Le he dado expresas instrucciones al presidente del CGE  para que anule esta medida y remueva a los funcionarios responsables de haberla implementado”, dijo Bordet “No estoy de acuerdo y entendemos que hay que ir hacia una calidad de excelencia que no se logra con este tipo de medidas”, afirmó.

 

El 2 de este mes el Consejo de Educación emitió la resolución N° 1.565 mediante la cual dispuso un cambio en el sistema de calificación de los estudiantes de nivel secundario y desde el ciclo lectivo 2022 suprimió los aplazos en el primer trimestre, por lo cual los profesores sólo podrán poner notas del 4 al 10 a los alumnos.

Ante el escenario planteado por el titular del Poder Ejecutivo, Agmer expresó “desacuerdo y preocupación frente a las sorpresivas e infundadas declaraciones del gobernador Gustavo Bordet, quien ha señalado a diferentes medios de prensa su intención de dar marcha atrás con la implementación de la resolución N° 1565/22 CGE, que establece modificaciones sobre el Sistema de Evaluación, Acreditación, Calificación y Promoción de la Educación Secundaria y sus modalidades”.

“Todo sujeto institucional que sea capaz de analizar y entender los procesos de enseñanza y aprendizaje en su complejidad sabe muy bien que esta norma bajo ningún aspecto implica cuestiones que son absolutamente falaces, tales como nivelar para abajo o propiciar escenarios de promoción masiva para generar una ficción estadística que busque distorsionar la realidad sobre el nivel educativo, como vienen pretendiendo instalar mediáticamente sectores que sólo buscan favorecer intereses políticos sin el menor conocimiento acerca de la problemática escolar en todos sus matices”, indicó el principal sindicato docente.

Al respecto, Agmer planteó que lo dispuesto en la resolución que ahora el Gobierno ordenó derogar son medidas “razonables, acertadas y necesarias en un contexto marcado por la pandemia que ha puesto en tensión muchas de las prácticas que atraviesan al sistema educativo, lo cual obliga a encarar un proceso de recuperación de las trayectorias escolares que resultaron fragmentadas por el aislamiento y las clases no presenciales entre 2020 y 2021. Es algo que podemos respaldar con fundamentos y datos precisos surgidos de investigaciones rigurosas acerca de los aprendizajes en pandemia, lo cual refuta los argumentos arteros y oportunistas de sectores ajenos a la escena educativa”.

 

“Si pese a los sobrados elementos para respaldar esta medida, el Gobernador decide ratificar la marcha atrás con la misma y mantener el rumbo anunciado ante la prensa, desde su lugar como máximo responsable político del Estado provincial estará convalidando el triunfo de concepciones reaccionarias, las cuales se basan en lógicas punitivistas que nada tienen que ver con la pedagogía crítica e inclusiva que en numerosas ocasiones se han declamado desde el Gobierno”.

El gremio expresó su respaldo al contenido de la resolución N° 1.562, que lleva la firma de la vocal gremial Susana Cogno, “y hacemos un llamado al gobernador Bordet para que revea sus declaraciones y evite dejar los destinos de la educación provincial en manos de sectores antipedagógicos. Está en su poder la opción de defender la educación o bien ir en contra de ella, pero debe saber que como sindicato siempre estaremos del lado de las acciones que verdaderamente y sin demagogia apuntan a mejorar el presente y futuro de cientos de miles de gurises en las aulas entrerrianas”.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora


Duras críticas de vocal gremial del CGE, tras la decisión de Bordet: “Se pensó con clima electoral”

Las declaraciones del gobernador Gustavo Bordet, que hoy dijo que pidió al presidente del Consejo General de Educación (CGE), Martín Müller, que deje sin efecto los cambios aprobados este mes en el sistema de calificación en secundaria, con la eliminación de plazos en el primer trimestre, causaron estupor y sorpresa.

«No sé qué decirte, yo no imaginé esto», atinó a contestar un funcionario de Educación ante la consulta de Entre Ríos Ahora. Bordet fue más allá del pedido de derogación de una norma: también reclamó la renuncia de los funcionarios encargados de redactarla. Quizá no sepa el Gobernador pero la resolución que implementó los cambios en la calificación en secundaria fue firmada por el presidente del CGE y todos los vocales, políticos y gremial, casi todos con acuerdo constitucional por parte del Senado. Susana Cogno, vocal gremial, acudió a la Cámara Alta esta semana en audiencia pública y aguarda aprobación de su pliego.

Justamente, Susana Cogno, vocal gremial del Consejo General de Educación (CGE), participó activamente en la elaboración de la resolución que modificó el sistema de evaluación en secundaria y eliminó los aplazos en el primer trimestre, medida que ahora el gobernador Gustavo Bordet ordenó derogar. Cogno dice que el aplazo “estigmatiza” y expulsa estudiantes del sistema, y señaló que la escuela sintió el impacto de la pandemia, pero arrastraba de antes distintas problemáticas, como la sobreedad, alumnos que son sostén de familia, que trabajan y que tienen serias dificultades para sostener la escolaridad.

Dice que la modificación en la resolución de la evaluación “fue un proceso, no fue improvisado. Acá parece que uno está improvisando en el proceso. Y no es así. Nosotros tenemos una resolución, la N° 1.582, del año 2011, que estableció el mecanismo de evaluación. Esa normativa quedó suspendida durante los años de la pandemia, 2020 y parte de 2021. Esos años se aplicó otra resolución, la N° 2.205, que suprimió la nota numérica y estableció la nota conceptual. Así fue en 2020 y en los dos primeros trimestres de 2021. En el último trimestre del año pasado se recupera la nota numérica”.

 

“Ahora, para este año, en el marco del proceso de revisión del sistema de evaluación, se decide modificar aquella resolución de 2021 respecto de los aplazos en el primer trimestre. Esta decisión se toma a conciencia, después de hacer una evaluación, sabiendo lo que pasa hoy en la escuela secundaria, que tenemos un fuerte proceso de desvinculación de alumnos, pérdida de matrícula, sobre edad, dificultades en el manejo de emociones, mucha violencia institución y de género, y con los programas de mediación que habían quedado sin efecto. Desde el sindicato siempre hemos sostenido que la nota es una convención, no puede reflejar el proceso de aprendizaje, ni de desvinculación. La nota no hace esa referencia. Es una convención”, afirma la docente.

La decisión del Poder Ejecutivo de derogar una norma que aprobó el pleno del Consejo de Educación -vocales políticos y la vocal que representa a los docentes-, entiende Cogno, es darle razón a quienes sostienen el valor de la meritocracia. “Durante muchos años hemos alentado en la escuela secundaria los acuerdos pedagógicos que impliquen no poner aplazos en el primer trimestre. Eliminar estos aplazos representa la posibilidad de establecer vínculos con el alumno que viene muchas veces con problemas graves, por muchos motivos. Vienen de hogares vulnerables, con trayectorias educativas complicadas, porque no pueden acceder a bienes culturales, como fotocopias, libros, y en la escuela enfrentan una batalla cultural, donde necesitan incorporar acuerdos. No aplazar no tiene que ver con bajar el nivel, sino con tener al estudiante adentro de la escuela, con posibilidades de aprobar”.

 

“Repitiendo, nadie aprende”, asevera, y rescató el trabajo previo de análisis antes de dictar la resolución que modificó el sistema de evaluación. “No es una firma que se hace de manera distraída. Yo respondo a una tradición que representa a los trabajadores. Repitiendo nadie aprende, y con aplazos, tampoco. Necesitamos al estudiante adentro de la escuela. La nota no da el carácter del aprendizaje. Son convenciones. La idea de no aplicar aplazos es para no perder estudiantes en la secundaria”, planteó. “Tenemos chicos en secundaria que tienen sobreedad, vínculos con consumos problemáticas, situaciones de violencia institucional y de género, falta de trabajo. Sabemos que 7 de cada 10 estudiantes están en la pobreza, y que la mayoría no termina de estudiar”, subrayó.

La decisión que ahora adoptó el Gobernador, juzga la vocal gremial, “está alejada de la realidad, se pensó con clima electoral. Creemos que la evaluación es mucho más integral, no es botín de guerra en la disputa electoral. Tenemos que ser serios, porque la educación tiene que ser proyecto político de larga data”.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora


«El Gobierno de Bordet no aprueba ni con un 4»

El diputado nacional Pedro Galimberti, cuestionó con sorna los cambios anunciados en Educación.

El diputado nacional Pedro Galimberti (Juntos por el Cambio) cuestionó con sorna el anuncio hecho hoy por el gobernador Gustavo Bordet, que dijo que dio directivas al presidente del Consejo General de Educación (CGE), Martín Müller, para que dé marcha atrás con la decisión de suprimir los aplazos en el primer trimestre de la escuela secundaria.

La medida había sido aprobada el 2 de mayo último por el CGE con acuerdo de todos los vocales -políticos y sindical- y buscó garantizar la permanencia de los alumnos, evitar el desgranamiento y el pronunciado fracaso en ese nivel educativo. Pero Bordet dijo que no había sido consultado por las autoridades educativas, y por eso mismo ordenó dar marcha atrás.

«El Gobierno de Bordet no aprueba ni con un 4», ironizó Galimberti al plantear el estado de la educación en la Provincia desde su visión. «Si no fuera por los municipios, los establecimientos no podrían funcionar. Los gobiernos locales cortan el pasto, limpian tanques, ayudan con obras menores y así con todo. Y no sólo en educación», disparó el legislador nacional.

 

Galimberti destacó que el presidente del CGE, Martín Müller, «dictó una resolución que suprimía los aplazos en el primer trimestre en secundaria. Esto significaba que los profesores sólo podrán poner notas del 4 al 10. Pero 10 días después el Gobernador lo desautorizó y contradijo. No hay nada que saludar por la medida. La imprevisibilidad del gobierno es previsible. Gobiernan hace casi 20 años, sin rumbo, y en retirada».
El legislador comparó la administración Bordet con el gobierno de Alberto Fernández, «que dice una cosa y al otro día cambia. Y como si fuera poco realizan anuncios grandilocuentes pero apenas mandan 2000 pesos por escuela para la compra de artículos de limpieza».
De la Redacción de Entre Ríos Ahora