Estiman que la inflación del mes de mayo superará el 5 por ciento y que la proyección anual sería del 70 por ciento



Inflación: más de 5% en mayo y 70% anual. Son las estimaciones de los economistas y analistas.


LA NACION 29 May 2022 Esteban Lafuente.

Cuando mayo está a punto de terminar, los principales economistas ya tienen sus estimaciones sobre la inflación bastante ajustadas. En general, el pronóstico para este mes es que superará el 5%, es decir, algo menos que el 6% de abril, pero todavía muy elevado. Esto daría una proyección para todo el año por encima del 70%. Como viene ocurriendo en los últimos meses, el rubro alimentos es el que exhibe mayor volatilidad.

Es el problema urgente de la economía argentina y pareciera no encontrar solución a corto plazo. Mientras empresas y comercios aceleran sus remarcaciones, y los gremios endurecen la presión por la recomposición salarial, la inflación de mayo mostró una ligera desaceleración, pero se mantuvo alta, en torno al 5%, en una dinámica que podría llevarla a superar el 70% este año.

Así lo muestran las proyecciones de consultoras y estudios privados que siguen semanalmente la evolución de los precios en el país y coinciden en que, luego del 6% que el Indec informó en abril, el IPC mostrará una baja que, sin embargo, no lo llevará por debajo de los niveles del verano (en febrero fue de 4,7%). “Desde LCG estimamos una inflación piso de 5,5% para mayo y esto es consistente con una suba interanual del 61,2%”, explicó a La Nación Melisa Sala, economista jefa de la consultora.

Según las mediciones de la firma, que releva semanalmente 8000 productos de alimentos y bebidas, la suba promedio en la categoría fue del 5,2% en las primeras cuatro semanas del mes.

La dinámica en este rubro, cuyo peso dentro de la canasta de consumo familiar crece cuanto menor es el nivel socioeconómico de ese hogar, mostró un pico de remarcaciones a mediados del mes: según LCG, en la segunda semana de mayo la categoría registró un alza del 2,1%, y casi tres de cada 10 productos relevados (27,9%) tuvieron remarcaciones.

Entre los principales componentes se destacaron alzas en aceites (7,5%), condimentos (7,4%), bebidas e infusiones (6,4%), carnes (6,4%) y panificados, cereales y pastas (6,2%).

Mientras tanto, el relevamiento de Eco Go proyecta un 5,3% para mayo, lo que llevaría a la inflación acumulada en los primeros cinco meses del año al 29,6%.

Según esta consultora, la suba en alimentos se ubicará por encima del promedio general (5,5%), aunque en el mes destacan una dinámica generalizada en otros rubros.

Entre otros, advierten sobre incrementos en prepagas (8%), colegios en la provincia de Buenos Aires (8%), naftas, los haberes del servicio doméstico (12%), los cigarrillos (12%) y las expensas (12%), por el impacto de las paritarias sobre los empleados del sector.

Otra categoría que muestra un fuerte incremento es el de la indumentaria, que según la medición de Eco Go registró en mayo un alza del 12,1%.

En este contexto, la consultora apunta a un piso de 70% de inflación para el año, con un escenario de desaceleración que converja a un promedio de 4% mensual. “No sabemos a dónde va a seguir la escalera descendente, desde el casi 7% de marzo. Se puede intuir una desaceleración, pero hoy, por el acuerdo con el FMI, estás obligado a mover más rápido las dos variables que antes usaste como ancla, que son el dólar, que subió al 4,1% mensual en mayo, y las tarifas, que no las moviste pero empezaron a subir, además de los ajustes puntuales en otras categorías”, dijo a La Nación Marina Dal Poggetto, directora de la firma.

“Estimamos que mayo puede estar un poco por arriba de 5%”, coincide Camilo Tiscornia, fundador y director de la firma C&T Asesores Económicos.

“Lo que pasó es que moderaste un poco las subas después del shock de marzo a nivel internacional, que impactó en el precio de las commodities, pero el panorama local no ha cambiado”, plantea el economista sobre la tendencia inflacionaria, al enumerar las subas y los ajustes que se concretaron en mayo en múltiples categorías.

“En todo el mundo hubo un salto en marzo y moderación desde abril, pero no volviste al nivel previo a marzo. Eso a nivel internacional sigue pasando y de alguna forma está presente acá, pero en nuestro caso se mezcla con otro tipo de cosas, porque justo en la previa de este lío el Gobierno empezó a corregir cosas que venían congeladas del año pasado, como el impulso al tipo de cambio, los combustibles o [el ajuste en] los servicios públicos. Todo eso, además de lo internacional, que tarda en irse, genera un piso más alto del que veníamos”, explica Tiscornia.

Según el economista, la inflación anual estará por encima del 65%, el último dato que arrojó el Relevamiento de Expectativas del Mercado que mensualmente publica en Banco Central, en una visión compartida por LCG.

“Aun cuando los registros mensuales de inflación logren desacelerar a niveles de 4,5%, lo que parece difícil considerando que aún resta la corrección en tarifas, hacia diciembre la inflación anual se ubicaría en 75%. Este es el piso para este año para nosotros”, explicó Sala.

Según Dal Poggetto, el acuerdo con el FMI es el “ancla” para las expectativas, aunque ese programa enfrenta riesgos de cumplimiento y ejecución, asociados a factores económicos y políticos.

“El riesgo es no cumplir las metas, que no se acumulen reservas y que tengas que emitir más para cubrir el gasto; o que no se cumpla la meta del déficit y que haya un desvío porque el gasto va demasiado alto. A un mes del acuerdo, se están matando dentro de la coalición de gobierno. Si no hay cooperación en la política, es imposible”, concluye la economista.

'JUNTOS POR FEDERAL' 2/6/2022. INAUGURACIÓN LOCAL - PRESENTACIÓN PROYECTOS DE GOBIERNO.