03 marzo 2022

La AGMER rechazó la última oferta del gobierno y dispuso 4 días de paro

El congreso de la AGMER que sesionó en San Salvador este jueves 3 (/3/2022), rechazó la oferta salarial del Gobierno de Entre Ríos y dispuso 4 días de huelga; el primero, este viernes 4. A la reunión de delegados del principal sindicato docente de la provincia, 10 de las 17 seccionales del gremio, concurrieron con el mandato de rechazo a la última oferta salarial que formuló el gobierno el sábado 26 (/2/2022).

Con el rechazo de la AGMER al aumento del 45,45% en cuatro tramos para 2022, el Gobierno de Entre Ríos retira la propuesa y no se paga. Así lo reveló el titular del Consejo General de Educación, Martín Muller.


Resolución del Congreso de la AGMER -textual-: "VIERNES 04 DE MARZO - Paro de 24 hs 

MIÉRCOLES 09 DE MARZO - Paro de 24 hs 
MIÉRCOLES 16 Y JUEVES 17 DE MARZO - Paro de 48 hs. 

El 8 de marzo AGMER adhiere y convoca al Paro Internacional de Mujeres, tal como lo resolviera el anterior Congreso". 


PUBLICACIÓN RELACIONADA (De la Redacción de Entre Ríos Ahora)

Agmer rechazó la oferta y dispuso 4 días de paro

El congreso de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre  Ríos (Agmer), que este jueves sesionó en San Salvador, rechazó la oferta salarial que presentó  el Gobierno y dispuso 4 días de huelga: este viernes 4, el miércoles 9, y una huelga de 48 horas los días 16 y 17. Pero si se tiene en cuenta que el sindicato adhiere al Paro Internacional de Mujeres del martes 8, el total de jornadas de huelga sumarán 5 días. La decisión surgió al cabo de un debate entre los congresales que concluyeron que la propuesta salarial del Gobierno, un 45,45% en cuatro tramos para 2022, resulta «insuficiente».

El rechazo había sido anticipado por Entre Ríos Ahora a partir de un sondeo previo entre las 17 seccionales del mayor sindicato docente de la provincia, tras las asambleas departamentales realizadas el miércoles por la noche. El Ejecutivo se había reunido con los docentes el 27 de enero, y entonces ofreció un 8,9% de modo de equiparar el aumento salarial de 2021 con el índice de inflación: 50,9%. Después, el 22 de febrero, que propuso para 2022 un 45,45%, en cuatro tramos; el último encuentro fue el sábado 26 de febrero, cuando sobre la misma oferta ofreció acortar loos tramos y reabrir la paritaria en agosto.

Diez seccionales de Agmer llegaron al congreso de San Salvador con la moción votada en las asambleas departamentales de rechazo a la propuesta salarial que reformuló el Gobierno en la audiencia paritaria del sábado 26 de febrero en la Secretaría de Trabajo: las cuatro enroladas en la Agrupación Rojo y Negro (Paraná, Federación, Tala y Villaguay); Uruguay, Concordia, Feliciano, Nogoyá, Victoria y Federal.

Esa  nueva oferta salarial por parte del Gobierno el último sábado de febrero, en la Secretaría de Trabajo, en realidad se trató de una reformulación de la que había presentado el 22 de febrero, en la segunda reunión por salarios. Se propuso un aumento del 45,45% en cuatro trarmos, sólo que uno de esos tramos se adelanta de junio a mayo, y además también se anticipa la reapertura de la paritaria para agosto.

La nueva propuesta toma como base  el sueldo de enero 2022 (que incluye el 8,9% otorgado en la primera reunión paritaria, el 27 de enero), dividido en cuatro tramos:
Primer tramo: un 21,21% con el sueldo de marzo.
Segundo tramo: un 8,08% con el sueldo de mayo.
Tercer tramo: un 8,08% con el sueldo de agosto, y
Cuarto tramo: un 8,08% con el sueldo de septiembre.

En los simuladores que Agmer distribuyó para ser analizados en las asambleas escolares previas a las asambleas departamentales, de donde surgirán los mandatos al congreso de Colón, se observa que la oferta salarial suma entre $22.928 y 35.853 al sueldo de bolsillo de los docentes, según se estén en la base de la pirámide, el maestro de grado sin antigüedad, o en lo más alto de la carrera, con 24 años en la actividad.

En febrero, un maestro de grado sin antigüedad percibió un salario de bolsillo de $50.441; en marzo esa suba será de $61.139; en junio, subirá a $65.215; en agosto, a $69.291; y en septiembre, a $73.369, con un incremento total de $22.928.

Con 10 años de antigüedad en la docencia, se parte de un salario en febrero de $57.019; que en marzo subirá a $69.113; en junio llegará a $73.721; en agosto, $78.328; y en septiembre ese monto se ubicará en $82.689, con un incremento de bolsillo de $25.917.

En tanto, un docente con 24 años que en febrero tenía un salario de bolsillo de $78.879, pasará en marzo a un monto de $95.609; en junio esa cifra se elevará a $101.983; en agosto, a 108.357; y en septiembre el monto a percibir será de $114.732, con un aumento global de $35.853.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora


Con el rechazo de la AGMER al aumento del 45,45% en cuatro tramos para 2022, el Gobierno de Entre Ríos retira la propuesa y no se paga. Así lo reveló el titular del Consejo General de Educación, Martín Muller.


PUBLICACIÓN RELACIONADA (Prensa Gobierno de Entre Ríos).

Müller: “El rechazo de Agmer a la propuesta salarial perjudica a los niños, maestros y jubilados”

“La propuesta que consta en el acta de la paritaria establecía que, para ser liquidada, debía ser aceptada. Lamentamos que el gremio prive a los docentes y jubilados de un aumento salarial superior al 45% con revisión en agosto”, expresó el presidente del Consejo General de Educación (CGE), Martín Müller. 

El funcionario provincial fustigó la decisión del principal gremio docente que “rechazó una propuesta salarial que se destacaba a nivel nacional y en la misma línea que de la oferta que Cetera aceptó en las paritarias nacionales”. 

“Esta decisión perjudica a niños, docentes y jubilados”, sostuvo, antes de poner de relieve que “la dirigencia gremial quita a sus afiliados, y en especial a los jubilados, un aumento salarial significativo y una propuesta del 45,45 por ciento con cláusulas que permitían superar la inflación”, señaló. 

También remarcó que “desde el gobierno ofrecimos todo lo que fue solicitando Agmer, incluso el último sábado hubo una modificación de la propuesta a pedido del Congreso, y aun así determinaron un paro, lo que representa un contrasentido cuando los canales de diálogo estaban abiertos”. 

En ese marco, resaltó que la “la propuesta que consta en el acta de la paritaria firmada por los mismos gremialistas que hoy anuncian el paro, establecía que para ser liquidada debía ser aceptada. Lamentamos que el gremio prive a los trabajadores de la educación de este aumento”.

En esa línea, Müller sostuvo que “no es bueno para la educación quedar condicionada por una interna gremial que sólo perjudica a los niños que pierden días de clases y a sus familias”, afirmó y destacó: “ofrecimos una de las mejores propuestas de todas las provincias, y en la misma línea que de la propuesta que Cetera aceptó en las paritarias nacionales”, recordó.

“Esta decisión lo único que provoca es que miles de niños de la escuela pública no puedan tener clases como se merecen, y más en momento en el que estamos regresando a las aulas con presencialidad plena y horario completo. Es el momento de empujar todos para el mismo lado, no de encerrarnos en las mezquindades de una dirigencia gremial alejada de la comunidad”, expresó Müller.

“Sinceramente, produce una gran desazón la falta de entendimiento de parte de una dirigencia gremial encapsulada en sus internas. Le quitan a sus propios afiliados, y en especial a los jubilados docentes, un aumento significativo del 21,21 por ciento en marzo, y un incremento para esta primera parte del año del 45,45 por ciento”, remarcó el funcionario.

Además, Müller recordó que “venimos de concretar aumentos del 8,9 por ciento en enero y febrero, a cuenta de la inflación del año pasado, luego esta propuesta, introdujimos los pedidos de la última reunión del congreso de Agmer, y así y todo lo rechazan. Creemos que es un esfuerzo muy grande que realiza no sólo el gobierno, sino la sociedad entrerriana en su conjunto para garantizar la educación pública, y que aun así es despreciado por una dirigencia gremial que desoye la necesidad de miles de familias de la provincia”.

PUBLICACIÓN RELACIONADA (De la Redacción de Entre Ríos Ahora)

Müller: si la propuesta no se acepta, no se paga

El presidente del Consejo General de Educación (CGE), Martín Conrado Müller, reaccionó ante la decisión adoptada este jueves por el congreso de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), que rechazó la última oferta salarial del Gobierno y dispuso 4 días de paro, y dijo que esa medida “perjudica a niños, docentes y jubilados”.

Pero además adelantó que con el rechazo el Gobierno retirará la propuesta de un incremento salarial del 45,45% en cuatro tramos para 2022.- “La propuesta que consta en el acta de la paritaria establecía que, para ser liquidada, debía ser aceptada. Lamentamos que el gremio prive a los docentes y jubilados de un aumento salarial superior al 45% con revisión en agosto”, expresó Müller.

 

El funcionario provincial fustigó la decisión del principal gremio docente que “rechazó una propuesta salarial que se destacaba a nivel nacional y en la misma línea que de la oferta que Ctera (Confederación de Trabajadores de la Educación de la  República Argentina) aceptó en las paritarias nacionales”.

“Esta decisión perjudica a niños, docentes y jubilados”, sostuvo, antes de poner de relieve que “la dirigencia gremial quita a sus afiliados, y en especial a los jubilados, un aumento salarial significativo y una propuesta del 45,45 % con cláusulas que permitían superar la inflación”, señaló.

También remarcó que “desde el Gobierno ofrecimos todo lo que fue solicitando Agmer, incluso el último sábado hubo una modificación de la propuesta a pedido del Congreso, y aun así determinaron un paro, lo que representa un contrasentido cuando los canales de diálogo estaban abiertos”.

En ese marco, resaltó que “la propuesta que consta en el acta de la paritaria firmada por los mismos gremialistas que hoy anuncian el paro, establecía que para ser liquidada debía ser aceptada. Lamentamos que el gremio prive a los trabajadores de la educación de este aumento”.

En esa línea, Müller sostuvo que “no es bueno para la educación quedar condicionada por una interna gremial que sólo perjudica a los niños que pierden días de clases y a sus familias”, afirmó y destacó: “ofrecimos una de las mejores propuestas de todas las provincias, y en la misma línea que de la propuesta que Cetera aceptó en las paritarias nacionales”, recordó.

“Esta decisión lo único que provoca es que miles de niños de la escuela pública no puedan tener clases como se merecen, y más en momento en el que estamos regresando a las aulas con presencialidad plena y horario completo. Es el momento de empujar todos para el mismo lado, no de encerrarnos en las mezquindades de una dirigencia gremial alejada de la comunidad”, expresó Müller.

“Sinceramente, produce una gran desazón la falta de entendimiento de parte de una dirigencia gremial encapsulada en sus internas. Le quitan a sus propios afiliados, y en especial a los jubilados docentes, un aumento significativo del 21,21 % en marzo, y un incremento para esta primera parte del año del 45,45 %”, remarcó el funcionario.

Además, Müller recordó que “venimos de concretar aumentos del 8,9 % en enero y febrero, a cuenta de la inflación del año pasado, luego esta propuesta, introdujimos los pedidos de la última reunión del congreso de Agmer, y así y todo lo rechazan. Creemos que es un esfuerzo muy grande que realiza no sólo el gobierno, sino la sociedad entrerriana en su conjunto para garantizar la educación pública, y que aun así es despreciado por una dirigencia gremial que desoye la necesidad de miles de familias de la provincia”.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora