INFLACIÓN-PARITARIAS. Los gremios reaccionan tarde, confiados en lo que les dijo el Gobierno

La disparada de precios de los dos primeros meses del año desbordó las previsiones oficiales y alarman los aumentos en los productos alimenticios.

Por la inflación los gremios reclamarán paritarias con un piso del 50%. El rebrote inflacionario meterá presión en la mesa de acuerdo. El Gobierno y la UIA les piden “mesura”.

TELAM
Negociaciones. Fernández con sindicalistas y empresarios en el Consejo del Salario, días atrás.

La disparada de precios de los dos primeros meses del año desbordó las previsiones oficiales y alarman los aumentos en los productos alimenticios. El Gobierno busca alcanzar un acuerdo de precios y salarios y convocó para este lunes a la CGT y a la Unión Industrial.

"Una cosa será negociar paritarias con una inflación de 6 o 7% en tres meses, y otra con una suba de 15/20%". La frase es de la primera semana de enero, y salió de boca de Héctor Daer ante la consulta de Clarín sobre cómo veía el escenario paritario 2022. En ese entonces, todavía lejano el cierre del acuerdo con el FMI, ya nadie creía en la previsión oficial del 33% de aumento anual en los precios. Pero tampoco desde los sindicatos imaginaban que los dos primeros meses del año iban a registrar una inflación acumulada del 8,8% y que marzo se perfilaría para cerrar con un número cercano al 5%.

Con más de la mitad del mes transcurrido, fuentes ejecutivas reconocen que el dato volverá a ser negativo y que el escenario futuro será malo. Creen que el diálogo con los gremios no debería ser un foco de conflicto, porque la CGT está vista como un sector aliado dentro del Frente de Todos. Pero también vislumbran un escenario en el que desde los sindicatos buscarán negociar subas que tengan como piso un 50%, con cláusulas de revisión incluidas.

El lunes, en el marco del plan económico que adelantó Alberto Fernández, habrá un primer encuentro entre el ministro Matías Kulfas, el secretario de Comercio, Ricardo Feletti, y los titulares de la CGT, Héctor Daer, y de la UIA, Daniel Funes de Rioja. También se espera que esté el jefe de la CTA y diputado del Frente de Todos, Hugo Yasky.

"Muchos gremios no comprenden el contexto económico que atraviesa el país. La discusión paritaria se va a dar, pero tiene que haber una comprensión real, de gente adulta, de que este es un gobierno que, más allá de los errores que puede haber cometido, no eligió endeudarse, ni atravesar una pandemia de dos años ni es responsable de una guerra que está afectando a la economía de todo el mundo o de que Estados Unidos vaya camino a una inflación del 8% anual", sostiene una fuente oficial consultada por Clarín. Y advierte: "Si todo ese combo va a estar afuera del análisis de la CGT a la hora de negociar, la cosa va a terminar mal".

Alejado del discurso de Fernández de iniciar una “guerra” contra la inflación, el desafío de Martín Guzmán y de buena parte del Gabinete Económico es lograr una paridad en la relación entre la suba de precios y salarios.

"Es una obsesión como gobierno, que hasta ahora se viene logrando", comentan fuentes ejecutivas.

Las primeras negociaciones paritarias que se cerraron para 2022 muestran que el 50% de subas quedará como un piso, si se contemplan las revisiones previstas en los acuerdos. Una paritaria central que se firmó la semana pasada es la de la UOM, el sindicato que lidera Antonio Caló. Se prevé marcará un sendero para el resto, que recién están iniciando las negociaciones de 2022.

Los metalúrgicos acordaron una suba del 45% en tres tramos, en una paritaria que va de abril de 2022 a marzo de 2023: 18% el mes próximo, 15% en julio y 12% en octubre, con una cláusula de revisión por inflación que podrá ejecutarse en noviembre. Es casi un hecho que, en el contexto inflacionario actual, la paritaria metalúrgica superará el 50%.

Otra novedad respecto a la paritaria del año próximo es que Bancarios acaba de acordar un tercer pago adelantado en marzo, que el sindicato acordó con las cámaras empresarias y comunicó el viernes a sus empleados. Se trata de un aumento similar a los de febrero y enero, entre $ 14.500 y $ 29.471. El gremio de Sergio Palazzo, también diputado del FdT firmó 51% en 2021 y espera cerrar el acuerdo de todo 2022 en Trabajo en las próximas semanas.

Un gremio central que se prevé negociará aumentos por encima del 50% es Camioneros, que a fines de febrero pasado, con la inclusión de un bono de $ 48.000, terminó acordando una paritaria global de 2021 en torno al 54%, según habían expresado entonces fuentes del sindicato que lidera Pablo Moyano, otro de los titulares del triunvirato de la CGT.

Sanidad, el sindicato que tiene como principal referente a Héctor Daer, firmó en enero un acuerdo de actualización para el sector de droguerías que llevó el acumulado anual a 52,9%. La UOCRA, que nuclea a 325.000 trabajadores, también había superado el piso del 50%: en enero selló un global de 2021: 54% interanual, como Comercio, el sindicato con más empleados del país, por encima del millón.

Desde el empresariado, en tanto, fuentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), le comentaron a Clarín que esperan, como en 2021, que las paritarias "se muevan en contextos variables". Piden, además, "evitar aumentar expectativas difíciles de cumplir", al tiempo que plantean la necesidad de "lograr mantener el desarrollo del sector productivo sin que se produzca una pérdida en el poder adquisitivo".