19 marzo 2022

En la madrugada de este sábado, el Gobierno oficializó la suba de las retenciones al campo

Sin anuncios concretos, Alberto Fernández dilató las medidas contra la inflación y confirmó un aumento de las retencionesEl Presidente instruyó a los ministros para que “tomen las medidas necesarias y ellos serán los encargados de comunicarlas”.


El Gobierno oficializó la suba de las retenciones al campo y se tensa la relación con los ruralistas. Esta madrugada confirmó el aumento de dos puntos porcentuales en los derechos de exportación de la harina y el aceite de soja. Y dio otro paso para controlar el precio del trigo.

Después que trascendió el proyecto el domingo pasado, durante la semana, desmintieron que se aplicaría.

Política agropecuaria  / La “guerra” contra la inflación: se oficializó la suba de las retenciones al campo y se tensa la relación con el Gobierno. Alberto Fernández anunció la creación de un fondo para subsidiar la harina de trigo tras la disparada el precio del pan el viernes por la noche. Hoy se oficializó el incremento de los derechos de exportación de dos puntos porcentuales a la harina y aceite de soja.

(Clarín). Ya sobre casi noche del viernes, el presidente Alberto Fernández dio un discurso donde anunció al creación de un “fondo de estabilización” para los molinos. No había confirmado quién iba a ser el aportante a este fondo pero se presumía que sería el sector agropecuario con la suba de dos puntos porcentuales de la alícuota de las retenciones a la harina y aceite de soja, pasando de 31% a 33%, ya que desde el domingo pasado las exportaciones de ambos subproductos están cerradas, que volvió a enojar a los productores agropecuarios.

Y este sábado se oficializó lo que todos sospechaban. Este sábado por la madrugada salió publicada la resolución Decreto 131/2022 que eleva dos puntos porcentuales (del 31% al 33%) la alícuota de las retenciones de la harina y del aceite de soja hasta el 31 de diciembre de este año.. 

También oficializaron la creación del Fondo de Estabilización del Trigo Argentino bajo el Decreto 132/2022 "con el objetivo de estabilizar el costo de la tonelada de trigo que compran los molinos argentinos." y que será será suscripto por el Ministerio de Desarrollo Productivo. 

Asamblea en San Pedro. Foto: JUAN JOSE GARCIA.

Asamblea en San Pedro. Foto: JUAN JOSE GARCIA.

Según explicó el Presidente, en un video filmado en la quinta de Olivos, esta fue una de las medidas que implementó para bajar la inflación, que a propósito, alcanzó en febrero 4,7% y en marzo se espera que supere el 6%. “Una maldición con la que crecimos”, sintetizó Fernández en su discurso.

Hay que desacoplar los precios internacionales de los locales”, agregó con un latiguillo que diferentes figuras del Gobierno vienen repitiendo ante el alza de los precios de los granos. “Esta guerra (por la de Rusia-Ucrania) afecta a todo el mundo y sus consecuencias ya están en Argentina”, enfatizó.

Dijo que Rusia y Ucrania proveen casi el 30% del cereal de trigo y 80% del aceite de girasol. Entonces, dijo que afecta al mundo entero, sobretodo a la Argentina. Sostuvo que la tonelada de trigo costaba antes del 20 de febrero menos de 300 dólares. “El inicio del conflicto generó un alza inusitada que lo llevó a niveles récord, superando los 400 dólares”, agregó.

Según un cálculo de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la medida tendría un impacto relativamente menor sobre la recaudación por derechos de exportación. Para la campaña 2021/22, en donde el nuevo esquema de retenciones afectará a los subproductos de soja, se proyectan exportaciones de harina de soja por 27,5 millones de toneladas y de aceite por 5,8 millones de toneladas.

Asamblea de productores cerca de Rosario. Foto: JUAN JOSE GARCIA.

Asamblea de productores cerca de Rosario. Foto: JUAN JOSE GARCIA.

No obstante, dado que 3,9 millones de toneladas de harina y 1,1 millones de toneladas de aceite ya se vendieron y tributaron los respectivos derechos, el Gobierno recaudará U$S 425 millones.

En tanto, la Bolsa de Comercio de Rosario estimó que el Gobierno recaudará US$ 2.009 millones más en comparación con el estimado en febrero por la suba de los precios internacionales. Así, se espera que ingresen US$ 11.320 a las arcas del Estado Nacional por este concepto durante el año en curso. Esto se ubica un 25% de lo recaudado en 2021 Y esto ya trajo consecuencias negativas para los productores. Desde el cierre del registro de exportaciones de aceite y harina, la oleaginosa cayó 40 dólares por tonelada en el mercado de Rosario: Desde el 10 de marzo, cuando alcanzó un pico de 475 dólares por tonelada (a entregar en mayo), cayó 40 dólares por tonelada hasta los 435 a los que se negociaba al cierre de esta semana. Mientras que en Chicago se mantiene por encima de los U$S 600 desde hace tres semanas.

Tras conocerse la oficialización de la suba de las retenciones, las empreasas agroexportadoras salieron a rechazar la medida y advirtieron que analizan ir a la Justicia. Para la entidad, es una medida que atenta contra la industrialización de la soja en el país. "Es una clara indicación de que el gobierno desincentiva las exportaciones, y castiga el empleo industrial, particularmente de las provincias de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires", aseguraron en un comunicado que envió Ciara, la cámara que agrupa a las agroexportadoras.

"La suba de derechos de exportación no tiene legalidad dado que el Poder Ejecutivo perdió las facultades delegadas del Congreso Nacional y el Decreto debe ser refrendado por la Comisión Bicameral. Las empresas agroexportadoras están analizando todas las acciones judiciales para cuestionar dicho Decreto", agregaron.

Desde la Cámara de Industriales Molineros (CIM) establecieron su postura sobre las intervenciones en el mercado de granos. “Si el pan aumenta más de 25 pesos por kilo ya no se debe al aumento de la harina, sino al aumento de los demás insumos y mano de obra”, aseguraron.

Para demostrarlo y probar que la incidencia de la harina en el precio del pan es muy baja y no amerita ningún tipo de intervención en el mercado, elaboraron un cuadro que demuestra que –aún con la disparada del trigo por la guerra en Ucrania- el aumento en el precio del pan sólo debería ser de 25 pesos/kilo.

Segun la entidad, con un kilo de harina se pueden elaborar 1,1 kilos de pan, dos paquetes de fideos, tres docenas y media de medialunas o seis docenas de churros. “Si la bolsa de trigo 000 de 25 kilos se vende en promedio a 1.800/2.000 pesos, el valor máximo del kilo de harina sería de 80 pesos. Esto implica que la harina representa 22 de los 500 pesos que cuesta hoy una docena de facturas, 72 de los 270 pesos que cuesta un kilo de pan, 13 de los 600 pesos que cuesta una docena de churros y 40 de los 100 pesos que cuesta un paquete de fideos”, detallan desde el CIM.

Los productores agropecuarios aseguran que, una vez más, el manotazo caerá sobre sus ingresos, particularmente reducidos esta campaña luego de la sequía que afectó a gran parte del país y que dejará magras cosechas.

Ante esto, organizaron diferentes asambleas en varios puntos del país. La primera fue el lunes donde productores autoconvocados y de base de las entidades gremiales del agro se reunieron en el cruce de las rutas nacionales A012 y 34, a la altura de la localidad santafesina de Ricardone, a pocos kilómetros de la ciudad de Rosario, en un clima que ya se advierte tenso.

En la asamblea se declararon en Estado de alerta y movilización y se coordinarán para llegar a Buenos Aires esperando las asambleas a nivel Nacional. Y los chacareros amenazan que de no tener respuesta, cortarán todos los Accesos al puerto del Gran Rosario, donde sale el 80% de los embarques agroindustriales.

La más numerosa fue la del viernes. Alrededor de 200 productores agropecuarios se reunieron en San Pedro para analizar los pasos a seguir. Entre las mociones que surgieron de la asamblea convocada por las asociaciones rurales del norte de la provincia de Buenos Aires y que se elevará a Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), se incluyó avanzar en el bloqueo de puertos y organizar una marcha nacional hacia CABA.

Desde la mesa de enlace salieron a rechazar el cierre del registro y convocaron “a las fuerzas legislativas a poner un orden institucional sobre la legislación en materia de impuestos a la exportación”. 

PUBLICACIÓN RELACIONADA

Sin anuncios concretos, Alberto Fernández dilató las medidas contra la inflación y confirma un aumento de las retenciones

En un mensaje grabado, el Presidente destacó el aval legislativo al acuerdo con el FMI; ya firmó dos decretos con la creación de un fondo para establecer el valor del pan y con el aumento de las retenciones de harina y aceite de soja de 31 a 33%; además, citó para el martes a empresarios, sindicalistas y movimientos sociales.

La “guerra” contra la inflación comenzó con dos medidas concretas y el anuncio de una convocatoria a empresarios, sindicalistas y dirigentes sociales para alcanzar un acuerdo de precios y salarios que permitan frenar la espiral inflacionaria. En su presentación, el presidente Alberto Fernández ató la suerte de programa económico a los efectos del entendimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ayer se aprobó en el Congreso.

El Presidente firmó dos decretos que se publicaron en el Boletín Oficial en la madrugada: aumentará las retenciones para la harina y el aceite de soja de 31 a 33 por ciento y creará el fondo de trigo con el objetivo de evitar el traslado de esta suba del precio internacional al precio local, según adelantaron fuentes oficiales. Estas medidas, que no adelantó Fernández, serán presentadas por el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, este sábado a las 11.

“Confiamos en encontrar acuerdos que ayuden a bajar la inflación y a garantizar el aumento del poder adquisitivo de los salarios. No vamos a dejar de controlar y fiscalizar precios, aplicar la ley de abastecimiento si es necesario y utilizar todos los instrumentos con los que cuenta el estado para cumplir con el objetivo de controlar los precios”, sostuvo el jefe del Estado.

En un discurso grabado desde la quinta presidencial de Olivos y que duró 18 minutos, Fernández anticipó que convocará “a los representantes de los sectores productivos, empresarios, trabajadores formales y de la economía popular, representantes del campo y el comercio, la pequeña y mediana empresa y la sociedad civil a una mesa de acuerdo que nos permita diseñar un mañana en la lucha contra la inflación”. El encuentro, según anticiparon cerca del Presidente, será el martes.

El Presidente instruyó a los ministros para que “tomen las medidas necesarias y ellos serán los encargados de comunicarlas”.

Sin cambios de gabinete ni reformas estructurales, el Presidente le pidió a su gabinete económico, que integran Martín Guzmán (Economía), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) y Julián Domínguez (Agricultura), que tomen todas las medidas que consideren necesarios para enfrentar los incrementos de precios, especialmente en los alimentos. El dato de la inflación de febrero fue de 4,7 por ciento, mientras que el aumento de la comida trepó al 7,5%. Marzo, según consultoras privadas, podría subir 6 puntos.

Según confiaron desde la Casa Rosada, este sábado por la mañana, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, brindará una conferencia de prensa con los anuncios para el sector. Se espera un aumento de las retenciones de la harina y aceite de soja, que pasarán del 31% al 33%, entre otras medidas. Además, el lunes será el turno para el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

“Estamos en una situación extraordinaria que requiere soluciones extraordinarias”, describió el mandatario, que cargó la responsabilidad por la inflación en los “especuladores” y los “codiciosos”. Y agregó´: “No me cansaré de repetirlo: nadie se salva solo. Escucharé sus propuestas y sus preocupaciones y les transmitiré los caminos que estamos recorriendo. Es hora que cada sector pueda pensar cuál es su contribución a este momento crucial del mundo y de la Argentina”.

El presidente Alberto Fernández con su gabinete económico
El presidente Alberto Fernández con su gabinete económicoPresidencia

El Presidente celebró la aprobación del acuerdo con el Fondo, al que calificó como “un paso muy importante para empezar a solucionar otro de los enormes problemas de los que tuvimos que hacernos cargo”. Según detalló, “por primera vez la refinanciación de una deuda con el FMI se discute y se aprueba en el Congreso”. En este punto, Fernández agradeció el respaldo de la oposición para la sanción de la ley.

En los casi 18 minutos que habló, el Presidente, que antes de grabar el mensaje se reunió con Guzmán, ensayó una autocrítica cuando dijo que se dio cuenta que se sumaron “nuevas tensiones a viejos desafíos que no supo o pudo encarar”. Ya son, según detalló, 10 años consecutivos con una inflación de dos dígitos. Fernández aprovechó la oportunidad para recordar que cuando asumió la inflación era del 54% anual.

“El acuerdo con el FMI nos permite comenzar a ordenar las variables macroeconómicas centrales en la lucha contra la inflación que es, como lo decimos siempre, un fenómeno multicausal. Para atacarla debemos acumular reservas, mejorar el crédito público, desacoplar los precios internos de los internacionales, trabajar sobre las políticas de ingresos y precios al mismo tiempo y tomar una batería de medidas en las que múltiples actores son imprescindibles”, explicó.

Con esto como punto de partida, el Presidente aseguró que se robustecerán las reservas, lo que tendrá un efecto directo sobre las expectativas de devaluación, que le cargó a “algunos generan solo mirando su propio provecho”.

También se refirió a la herencia recibida de la gestión de Mauricio Macri. “Llevamos diez años consecutivos con una inflación de dos dígitos. Cuando asumí mis funciones en diciembre de 2019, Argentina registraba una inflación que orillaba el 54 % anual. En el 2015, quien me precedió en la Presidencia, aseguraba poder resolver el problema de la inflación de un día para el otro. Aseguraba que era muy sencillo hacerlo. Lo cierto es que se equivocó, profundizó notablemente el problema y dejó su cargo revelando una inflación anual promedio de casi el 41 %”, dijo el Presidente.

Un mensaje para La Cámpora

El Presidente destacó el aval legislativo al acuerdo con el FMI y tomó distancia de quienes lo rechazaron, como el kirchnerismo. “El acuerdo obtuvo una abrumadora mayoría en las dos cámaras del Congreso. Pero llegamos hasta aquí también con el consenso y apoyo de gobernadores y gobernadores, empresarios, sindicatos, organizaciones sociales y dirigentes de muchos sectores que comprendieron la gravedad del momento y unieron su esfuerzo para hacerlo posible. A todos y todas, mi sincero reconocimiento”, dijo Fernández. Y añadió: “Una vez más, la convicción y el trabajo responsable ha servido para superar desafíos que se nos imponen”.