Presencialidad plena: en escuelas afirman que es inviable

Aunque no hay resolución del CGE sobre la presencialidad, Bordet anunció que será desde el lunes. Docentes y gremios alertan que no se dan las condiciones.

Martes 24 de Agosto de 2021

La vuelta a la presencialidad plena a partir del próximo lunes fue un anuncio que hizo el gobernador entrerriano, Gustavo Bordet, pero sobre el cual no hay ninguna comunicación oficial todavía por parte de las autoridades del Consejo General de Educación (CGE).

“Tendremos todos los niveles de presencialidad completos. Incluso las universidades. Es muy importante esta decisión. Las burbujas se juntan”, remarcó el mandatario, subrayando que si bien ha bajado la cantidad de casos “no hay que relajarse”.

Mientras las instituciones educativas aguardan la correspondiente resolución, desde la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER), convocaron a asambleas en dos turnos en las escuelas de la provincia, que se llevaron a cabo ayer, en las que se debatió sobre el tema, advirtiendo que “no todas las escuelas están preparadas para este nuevo contexto” y “que todavía no están dadas las condiciones para volver a la presencialidad”, según manifestaron referentes del gremio.

En diálogo con UNO, Susana Cogno, secretaria general de la Seccional Paraná de AGMER, manifestó: “Lo que le alertamos al gobernador (Gustavo Bordet) es que para eliminar el sistema de burbujas todavía no tenemos las condiciones materiales, que tienen que ver con la infraestructura de las instituciones educativas, con los espacios que puedan resguardar el distanciamiento social, ya sea de 2 o 2,5 metros, o 90 centímetros. Las aulas son chicas y no alcanzan para tener de 20 a 30 estudiantes en su interior”.

Cogno sostuvo además que en las escuelas los espacios son insuficientes para garantizar el distanciamiento social requerido y señaló: “No alcanzan para que se puedan reunir 20 estudiantes en un aula, porque son pequeñas en su mayoría”.

“Esas son las cosas que nos preocupan en la flexibilización de los protocolos en un momento que no creemos que sea el indicado. Porque si bien hace 12 semanas que se viene sosteniendo una baja en la cantidad de casos de Covid, por múltiples motivos, a la vez tenemos un 82% de ocupación de camas de terapia; y en el Departamento Paraná tenemos un riesgo medio todavía. Así que no hemos logrado pasar la barrera de que no haya complicaciones grandes”, dijo, y agregó: “Para una circulación plena, los estudiantes y sus familias tienen que ir a la escuela y se enfrentan a un gran obstáculo también, que es el transporte público de pasajeros que usamos todos para llegar a nuestro lugar de trabajo, que no tienen ni unidades suficientes ni frecuencias como para permitir ese movimiento”.

Por otra parte, remarcó que “no todos los docentes recibieron las dos dosis de la vacuna” contra el Covid, si bien la inmunización se aceleró esta semana. “Hasta la semana pasada solo el 40% de los docentes tenía las dos vacunas ya”, afirmó. Sobre este punto, profundizó: “Esta semana muchos docentes fuero convocados para la segunda dosis, pero tienen que pasar unos 21 días hasta garantizar la inmunidad, y eso hay que tenerlo en cuenta en el registro. Además, los estudiantes no estaban siendo vacunados, a excepción de los que tienen algún tipo de enfermedad”.

Laura Volonté, rectora de escuela La Baxada del Paraná, recalcó que se trata de una Secundaria con tres turnos y que “hay una realidad distinta” en cada uno de ellos, coincidiendo en que no están dadas las condiciones para la presencialidad plena en las aulas. “Además, compartimos el inmueble con la escuela Esparza de tarde. Si nos manejamos con el protocolo que está dispuesto a nivel nacional, nosotros no podemos juntar las burbujas, porque las aulas nuestras son chicas. Lo que dice el gobernador es inviable en esta escuela, ya que hay cursos en los que tenemos más de 26 alumnos y no podemos juntarlos, porque van a quedar codo con codo, y además tenemos bancos dobles, no individuales para trabajar”, aseguró.

“En la asamblea se habló de esto, y la verdad es que es un tema de salud y hay que darle la importancia que merece. Por más que pongan una distancia de 90 centímetros entre cada alumno, como se está diciendo, tampoco entrarían al unificar las burbujas en determinados cursos. Encima desde el Consejo aún no hay ninguna resolución ni información que avale lo que dijo el gobernador; así que estamos hablando y opinando en base a lo que salió a decir Bordet sin pensar en lo que pasa en ninguna de las escuelas de Entre Ríos”, expresó.

También Andrea Romero, directora de la escuela N° 21 Benjamín Terán, observó que “desde lo formal no ha llegado la resolución a las escuelas”. No obstante, opinó: “En cuanto al trabajo cotidiano, el turno de la tarde, por su matrícula, ya estamos trabajando con grupos completos; creo que son dos grados nomás con burbujas en ese turno. Pero a la mañana es lo opuesto: la matrícula es muy superior y por cada grado hay dos burbujas”.

“Si bien nos interesaba que estén todo el tiempo en la escuela los estudiantes, estamos muy preocupados en el sentido de que hay grupos numerosos y no se va a poder cumplir con el distanciamiento en ese caso”, mencionó.

Flavio Camartino, asesor pedagógico de asesor pedagógico de la escuela Secundaria Manuel Belgrano, indicó que en la asamblea de dos horas por turno se abordó el tema y en base a lo expuesto por los docentes, refirió: “Es un momento muy difícil, porque recién están bajando los casos de coronavirus de manera significativa, pero eso no quiere decir que estemos en condiciones de volver a la presencialidad plena”.

LEER MÁS: Presencialidad: advierten déficit edilicio en el Estado

Acerca de esta situación, manifestó: “Un motivo es que tenemos para plantear esto es la alarma que existe sobre la presencia de la variante Delta, y otro es que no todas las escuelas tienen la disponibilidad para ingresar todos en una sola burbuja. Nosotros en nuestra institución contamos con algunas aulas medianamente amplias, pero también tenemos grupos que superan los 20 chicos y se dan las condiciones de distanciamiento necesario”.

“Se está evaluando reducirlo a 90 centímetros, pero de todos modos contamos con otras falencias, en lo que hace a los sanitarios, a las reparaciones, a la ventilación cruzada, que es necesaria pero en estos días de pleno invierno en los que nos han tocado estar con las ventanas abiertas, realmente los chicos pasan frío y hasta les hemos propuesto traer algún tipo de frazada para cubrirse. Es la realidad que lógicamente todos compartimos que la virtualidad no es lo mismo que la presencialidad, pero no en estas condiciones”, dijo a modo de conclusión.