“Como mi mamá tenía lepra, el médico le dijo que debía abortar ese hijo que era yo”

El sacerdote Daniel Petelín es uno de los más conocidos de la diócesis de Concordia. Además de haber pasado por varias parroquias, su vocación misionera lo ha llevado en muchas ocasiones al África. En la actualidad, es el párroco de la Gruta de Lourdes, enclavada en la populosa zona sur de Concordia, donde supiera dejar su huella el Padre Andrés Servin.


Este lunes, en el día de los Santos Inocentes y a horas de que comience en el Senado el debate por la legalización del aborto, Daniel Petelín sorprendió a sus fieles con un mensaje en primera persona, testimonial, lleno de gratitud a su madre, por no haber abortado a pesar de que así se lo había aconsejado su médico.

Petelín hizo hincapié en la defensa de la vida como principal razón para empezar la campaña de vacunación contra el Coronavirus, por lo que consideró una contradicción que al mismo tiempo se impulse el aborto “para destruir la vida legalmente”.

Aquí, su homilía completa:

En este día de los santos inocentes, la Iglesia nos pone el relato en donde Herodes manda a matar a los niños para que no le quiten el trono a él, para que no le quiten su reinado porque, como los magos dijeron, “ha nacido el Rey”. Para que llegue a ser rey tiene que crecer bastante, pero antes de que crezca era mejor matarlo.

Esta realidad de la época de Jesús también sigue existiendo hoy. Son intereses por los cuales uno puede optar por la vida o puede rechazar la vida. Si en otros tiempos uno podría decir que esta forma es una forma tiránica de actuar, hay otras formas que son distintas pero que son formas también de manipulación, de extorsión, con las cuales se termina actuando.

La vida es lo más valioso y la vida es lo que siempre debemos cuidar. Por eso estamos tan ocupados y preocupados por conseguir vacuna para el Covid. ¿Por qué todos queremos esto? Porque queremos la salud y la vida. No queremos que las personas se mueran de Covid. Pero al mismo tiempo que luchamos y se hace toda una campaña de encierro y de prevención para cuidar la vida, por otro lado se hace campaña y promociones para destruir la vida legalmente. Esas son las contradicciones que tenemos en nuestra sociedad.

Y cuando uno juzga la historia se puede decir que en otros tiempos había un tipo de colonización y nos preguntamos cómo puede ser que los colonizadores hayan actuado así. Hoy, que nosotros tenemos otro dominio, ya no es sobre cosas materiales o que van a robar cosas materiales sino directamente sobre la vida de las personas. Y uno piensa que eso está bien. Por eso hay muchos que defienden que hay que matar, que hay que abortar.

Nosotros decimos que la vida no es un bien negociable, como si fuera una mercadería o mercancía que uno tiene que negociar si quiere o no quiere, si acepta o no, si hay que tirar o no. La vida es la vida.

Y qué importante es agradecer a las personas que han luchado por la vida frente a todas las situaciones difíciles que podrían presentarse. Nosotros podemos ver y conocer aquí en nuestros barrios, cuánto se ama la vida. Como dirían los sacerdotes que trabajan en las villas de Buenos Aires, el problema de la vida y del aborto no es para las mamás de las villas, sino para personas que están muy lejos de la realidad de las mujeres de las villas.

Nosotros conocemos también aquí en nuestra zona cuánto se ama la vida y cuántos vienen a diario buscando comida para que puedan estar bien sus hijos, y cuánto se lucha por la vida, y cuánto sufre una madre cuando su hijo se enferma. Por eso, ¡qué distinto es cuando uno vive en una villa o cuando está en otro lugar y no le importan las personas, uno ha perdido el sentimiento y sólo le importa imponer una doctrina o una mentalidad como si eso fuera a salvar a la humanidad!

A veces las personas nos equivocamos y lamentablemente las personas que a veces elegimos como pueblo argentino no buscan el modo de representar al pueblo sino de imponer su doctrina o sus cosas. Hoy seguimos luchando para que las personas que han sido votadas realmente representen al pueblo que ama y defiende la vida.

Hoy queremos pedir también a Dios por las personas que gracias a la fe han sabido luchar por la vida. Muchos de los que estamos aquí sabemos que gracias a nuestros padres estamos vivos, y gracias a Dios también, pero si hubiera sido por otras personas quizá no estaríamos vivos. En mi caso personal, como mi mamá estaba enferma de lepra, el médico le decía que había que abortar ese hijo que estaba esperando, que era yo, porque la mamá no iba a vivir y se iba a morir también el hijo que estaba en su pancita. Entonces era mejor abortar a ese hijo, decía el médico, para que ella pueda seguir cuidando al otro hijo que ya tenía y que si ella moría quedaría huérfano. Mamá dijo: “No, yo no voy a matar a mi hijo. Si Dios dispone que yo tengo que morir, moriré. Y si Dios dispone que mi hijo tiene que morir, morirá. Pero yo no voy a matar a mi hijo”.

Dios ha permitido que yo nazca y no tenga secuelas de la lepra. Y así como yo tantas personas que conocemos que en el mundo han hecho bien. Y que todos los que venimos a este mundo es por un plan de Dios para hacer el bien. (Para) muchas personas que han sido sanadas o salvadas de personas que quizás han querido su destrucción, Dios tiene un plan.

Qué importante es pensar que así como el niño Jesús fue salvado por este ángel que le habla a José, muchos en la Argentina son salvados por ángeles que cuidan la vida.

Queremos pedirle a San José, que escuchó la voz del ángel, en este año dedicado a él, que interceda para que los niños sean salvados, y no condenados a muerte. Porque es tan hermosa la vida y si Dios nos regala la vida es porque Dios tiene un plan maravillo para cada uno en esta vida. Que Dios los bendiga.
Fuente: El Entre RíosPUBLICACIÓN RELACIONADA. “La mujer de la villa no quiere abortar, recibe la vida como viene, ¿quién nos vino a consultar a nosotras?” PUBLICACIÓN RELACIONADA

Publican carta abierta a senadora que podría frenar el aborto con su voto


El politólogo y magíster en filosofía argentino, Agustín Laje, ha publicado una carta abierta dirigida a la senadora Laura Rodríguez Machado, cuyo voto, aún indeciso, podría ser decisivo para lograr la mayoría provida en el Senado y así se rechace el proyecto de legalización del aborto.

El proyecto mencionado recibió el dictamen favorable de las comisiones del Senado el 17 de diciembre y será votado en el pleno de la cámara el próximo 29, un día después de los Santos Inocentes, fecha en que la Iglesia recuerda a los niños menores de dos años asesinados por el rey Herodes.

En su carta, Laje, que al igual que Rodríguez proviene de la provincia de Córdoba, le recordó a la parlamentaria que “la función natural de un Estado, antes que cualquier otra, estriba en proteger el derecho a vivir”, ya que sin este “ningún otro derecho tendría sentido”. “El Estado, garante del derecho, tampoco tendría sentido en consecuencia”, acotó.

El autor de “El Libro Negro de la Nueva Izquierda” aseguró que este “proyecto de legalización del aborto que se votará en breve, niega el derecho a vivir de los seres humanos en gestación”.

“Esto no es una cuestión ni de creencias ni de religión: es una cuestión de ciencia y evidencia empírica, constatada en los campos más avanzados de las ciencias médicas. No olvide que es nuestra mismísima Academia Nacional de Medicina la que ha concluido, conforme a la evidencia biológica, que la vida humana empieza desde el momento de la concepción. No es una opinión dogmática; no es una encíclica papal; no es una homilía o una predicación pastoral: es la conclusión de nuestras ciencias más avanzadas”, explicó el escritor.

Laje recuerda que el proyecto legislativo “no sólo habilita abortos hasta la semana 14 inclusive, sino que vuelve un trámite muy sencillo abortar en cualquier momento del embarazo”. Por ello, le pidió a Rodríguez revisar los incisos 1 y 2 del artículo 4° de la ley.

“En tal sentido, este proyecto es infinitamente peor que el del año 2018, que usted apoyó. Y, además de aquello, este proyecto ni siquiera especifica que solo los médicos podrán hacer abortos. ¿Se imagina usted a las Socorristas en Red, por ejemplo, aprovechando el negocio? Para empeorar la situación: este proyecto de ley rebaja las penas a los abortos clandestinos que terminan en la muerte de la mujer. Es una completa locura”, dijo.

El filósofo recordó que Rodríguez ha defendido el aborto y que en 2018 votó a favor del proyecto de aquel entonces. Pese a ello, dijo confiar en ella para que cambie su postura “a la luz de la evidencia científica, y a la luz del despropósito de este nuevo proyecto de ley que permitirá una verdadera masacre contra seres humanos en gestación”.

En la carta, Laje le recordó a la parlamentaria que es senadora “de la oposición” y que el “gobierno delincuencial de Alberto Fernández ha hecho del aborto su gran caballo de batalla”.

“Saben bien que, tras un año de puros desastres políticos, económicos y sociales, necesitan al menos un triunfo: y se han propuesto que ese triunfo sea, precisamente, la legalización del aborto”, enfatizó.

También dijo que “sería muy triste ver que senadores de la oposición, como es su caso, terminen ayudando al kirchnerismo”.

“Queremos una oposición real, con fuerza política, con determinación, con convicciones; no queremos una oposición que termina votando como si hubieran recibido órdenes directas de Alberto y Cristina Kirchner. Cuando uno advierte que legisladores de Juntos por el Cambio votan exactamente igual que Máximo Kirchner, uno se inclina a reconsiderar la estatura moral y política de nuestros opositores”, reflexionó.

Laje le pidió que si su voto “no es por defender la vida”, al menos que lo sea “por hacer honor a su condición de opositora a este gobierno de mafiosos, corruptos e inútiles”. “No le regale a Alberto Fernández tan importante victoria política: sea opositora, no oficialista”, exhortó.

“Por último, estimada senadora, quisiera recordarle que todas las encuestas de opinión que se han llevado adelante a nivel nacional son muy claras al respecto: la inmensa mayoría de los argentinos amamos la vida, y por ello la defendemos desde la concepción. Para la mayoría de los argentinos una vida humana dentro del vientre materno no debiera poder aniquilarse”, indicó.

Laje le pidió a la senadora considerar los resultados arrojados por una de las más importantes consultoras de opinión pública del país: Giaccobe y Asociados. “Verá usted que no hay mucho margen de duda: apenas el 26,7% de los argentinos apoya la legalización del aborto, y un abrumador 60% lo rechaza categóricamente”, dijo.

“Pero como usted, más allá de ser argentina, representa en concreto al pueblo cordobés, también quisiera recordarle que Córdoba es una provincia decididamente provida. Las encuestas públicas realizadas en nuestra provincia también han arrojado resultados clarísimos en este sentido”, recordó.

¡Por ejemplo, la consultora In Focus acaba de revelar, con un nivel de confianza del 95% y un margen de error de apenas el 3.46%, que apenas un 24.2% de los cordobeses apoya la legalización del aborto. Sí, se lo repito: apenas un 24.2% de Córdoba apoya la legalización del aborto. Al contrario, el 63.2% de los cordobeses estamos a favor del respeto irrestricto a la vida humana y por eso nos oponemos a la legalización del aborto”, explicó el politólogo.

Agregó que de ese más de sesenta por ciento provida, la mayoría son mujeres, alcanzando un 65.20%.

Laje reiteró que Rodríguez “representa, en calidad de senadora cordobesa, a la provincia de Córdoba y su pueblo”, y eso quiere decir hacer “presentes los intereses, los valores y las convicciones del pueblo que le ha confiado la representación”.

“Por eso le sugiero, con mucho respeto, que repare en esta realidad: Córdoba es un pueblo provida, y espera por lo tanto que sus senadores voten en contra de la legalización del aborto”, aseguró.

“Su deber de representación debería considerar seriamente esto que le digo, puesto que el año próximo se celebrarán elecciones legislativas, y usted querrá seguir representando a los cordobeses, pero los cordobeses querrán alguien que realmente los represente, no solo en el discurso, sino también y sobre todo en los hechos”, agregó.

Además, le dijo que si ve las encuestas de opinión pública de Córdoba, podrá notar que los votante del partido del que forma parte, Propuesta Republicana (PRO), es en su mayoría provida.

“El 72.8% de los votantes del Pro son proVvida y rechazan la legalización del aborto. Apenas el 8.60% de los votantes del Pro son abortistas. Esto significa que la inmensa mayoría, no sólo de los cordobeses, sino de sus propios votantes, defienden la vida humana desde la concepción. Al revés, el 64% de los votantes kirchneristas son abortistas. La pregunta es: ¿usted acompañará al electorado kirchnerista o al electorado que la eligió para ser senadora por Córdoba?”, le cuestionó.

Finalmente, Laje le recordó a Rodríguez que el próximo año habrá elecciones y que “su partido tiene grandes figuras que han sabido defender la vida, y que han sabido por lo tanto defender las convicciones del pueblo cordobés y de sus propios votantes”.

“Estoy seguro que si usted defiende la vida en el Senado, o al menos elige abstenerse, hará un enorme bien, y el pueblo de Córdoba lo reconocerá y lo recordará. Pero también estoy seguro que si usted acompaña al kirchnerismo y sus políticas de muerte, el pueblo cordobés también lo recordará en tan solo algunos meses, cuando se enfrente a las urnas. Espero que pueda considerar bien su decisión”, concluyó.

INSTANTÁNEAS URBANAS

INSTANTÁNEAS URBANAS
DE COMPRAS CON EL ABUELO