Vicepresidente de FARER: Las medidas oficiales “no sirven”

 




El vicepresidente de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (FARER), Nicasio Tito, consideró que la rebaja del 33 al 30% del gravamen “es insuficiente y no sirve”. “Los únicos que harán una diferencia son los exportadores”, remarcó. 

Las medidas económicas anunciadas por el Gobierno nacional la última semana, entre ellas la reducción de las retenciones a la soja del 33 al 30% en octubre, fueron consideradas insuficientes por las entidades que representan a los productores agropecuarios. 

 
La Mesa de Enlace nacional, concretamente, las definió como “medidas aisladas, que se asemejan a parches, y que no definen pasos a seguir ni son políticas integrales”. El vicepresidente de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer), Nicasio Tito, en este marco, le dijo a DOS FLORINES que las medidas oficiales “no sirven” y remarcó que “los únicos que harán una diferencia son los exportadores”. 
 
El ex presidente de la Sociedad Rural de Federal, además, parafraseando al ministro de Economía, Martín Guzmán, sostuvo que la promesa de segmentación –que según el Gobierno alcanzará a más de 41.000 productores– “es sarasa” dado que, argumentó, no es la primera vez que se realizan estas promesas y después no se concretan. – ¿Sirve esta rebaja de retenciones? – La medida es insuficiente y no sirve, no es útil. La esperábamos pero sin muchas expectativas. No se puede tomar una medida por 90 días para un sector que necesita, por ejemplo, una previsibilidad de uno o dos años para la agricultura, y de cuatro o cinco años para la ganadería. 

 

Una medida adoptada por 90 días no aporta soluciones ni a corto ni a mediano plazo. La soja se está sembrando y esta rebaja dejará de tener vigencia cuando la soja esté naciendo, en diciembre o enero. Entonces qué podemos proyectar a mediano o largo plazo cuando vendemos la soja con un dólar a 53 pesos y compramos los insumos en el mercado blue a 145 pesos. Hay, además, otro anuncio que tal vez haya pasado desapercibido. El Gobierno dijo que el valor del dólar oficial va a empezar a fluctuar, lo que significa que la devaluación del peso va a continuar y llegaremos a fines de año con el dólar oficial a 85/90 pesos. 
 
¿Qué productor va a salir a vender los pocos granos que le pueden quedar cuando ya sabe que el dinero que recibirá valdrá menos? – ¿Cuánta soja está en manos de los productores? – La cantidad de soja retenida en los campos no es mucha. Será un 5 o 10% de lo que había el año pasado a esta altura, no mucho más de eso. Los que sí tienen una gran concentración de soja son los exportadores y serán ellos quienes harán la diferencia con esta medida. 
 
Los pequeños y medianos productores, que ya vendieron la soja para cubrir gastos y costos en un año muy complejo, ya no tienen posibilidades de obtener alguna ganancia. Los grandes beneficiados, insisto, serán los exportadores. El productor usa la soja para comprar una cubierta, un tractor, los insumos y el combustible. ¿Quién, en este contexto donde el propio Gobierno admite que habrá nuevas devaluaciones, va a vender en el caso de que aún tuviera soja? ¿Qué puede hacer con los pesos? La carga impositiva, hablando concretamente de Entre Ríos, además, es la más alta del país y, por lo tanto, la producción se vuelve inviable. 
 
 – ¿La segmentación de las retenciones no es un anuncio válido? – Esta promesa de segmentación es sarasa para nosotros, no podemos creer ni alegrarnos por esto. Al contrario, nos preocupamos porque si están diciendo eso quiere decir que están repitiendo un viejo esquema que no es serio. – Más allá de estas medidas puntuales, ¿cómo miran en el campo el contexto general de la economía? – Si el Gobierno anuncia la fluctuación del dólar queda muy claro que va a empezar a devaluar el peso un poco más de lo previsto. 
 
Y eso significa que será imposible frenar la inflación, porque, todos lo saben, las devaluaciones generar más inflación. La consecuencia será una mayor caída del poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores y de los jubilados, porque la inflación los destruye. En la actualidad el ingreso de los trabajadores y jubilados argentinos, en dólares, es de los peores de la historia. Visualizamos, entonces, un panorama muy complejo, no sólo en lo económico sino también en lo social, en lo educativo, y, en general, en todos los ámbitos. (Dos Florines / Danllo Lima)

INJET FEDERAL - PROMOCIÓN SEPTIEMBRE

INJET FEDERAL - PROMOCIÓN SEPTIEMBRE