“La cuarentena no existe”, dijo el Presidente, pero la extendió hasta el lunes 30


El Presidente Alberto Fernández anunció la extensión del aislamiento social obligatorio hasta fin de agosto. Aunque, llamativamente, dijo en su discurso que la cuarentena “no existe más”. Es una estrategia para contener el fastidio social y frenar el impacto negativo en las encuestas: siguió la indicación de los infectólogos de cambiar el eje discursivo. “Seguimos hablando de cuarentena sin que en la Argentina exista la cuarentena, porque la gente circula y los negocios se han abierto”, se quejó.


Alberto Fernández anunció la extensión del aislamiento hasta fin de mes. Aunque, llamativamente, dijo en su discurso que la cuarentena “no existe más”. Es una estrategia para contener el fastidio social y frenar el impacto negativo en las encuestas. La Ciudad reabrirá comercios en estaciones de tren y habilitará deportes como tenis y golf. Buenos Aires sigue igual y Jujuy, Santa Cruz, Santiago del Estero, La Rioja y Tierra del Fuego vuelven a Fase 1.

Alberto Fernández cerró, al menos por ahora, el capítulo de la cuarentena. Acaso por la recomendación que le hicieron los infectólogos el jueves, por advertir el cansancio de un sector importante de la sociedad y constatar que en la práctica ya no se cumple, ó por una combinación de ese menú: el Presidente cambió su chip discursivo y buscó dar un golpe de efecto, a pesar de que las cifras del coronavirus lejos están de marcar el final de la pandemia.

Al anunciar la prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 30 de agosto en el Area Metropolitana de Buenos Aires y en las zonas más afectadas del país, el Presidente aseguró que se abre “un tiempo distinto” en el que se mantendrá el “sistema de aislamiento sanitario”, pero que surge “una ventana de esperanza” a partir de la producción en la Argentina de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca.

Rodeado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; y con un mensaje en el que intercaló un tono conciliador con algunos dardos por elevación hacia la oposición, el jefe de Estado intentó pavimentar el camino hacia la nueva etapa que traza su Gobierno y apuntó que hay “por primera vez un horizonte que alcanzar”.

Entre pedidos de “prudencia” y “responsabilidad”, Fernández se mostró confiado en que la Argentina pueda tener la vacuna “durante el primer trimestre del año entrante”. “Nos da la expectativa de que en no mucho tiempo más vamos a poder recobrar los abrazos y los afectos que hoy no tenemos”, intentó entusiasmar, en línea con la propuesta que le hicieron los expertos de salud, que advirtieron de “un cansancio mental” en la sociedad.

Aunque se enfocó en resaltar lo positivo, el mandatario confirmó de esa manera un tema tabú del que en el Gobierno se debatía cómo plantearlo públicamente: con su entusiasmo sobre la viabilidad de la vacuna, dejó saber que, salvo un imprevisto, las Fiestas de fin de año serán con distanciamiento.

En la antesala del anuncio, Fernández repasó todos estos conceptos y delineó el discurso -y tono- con la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti; el jefe de Gabinete, Santiago
Cafiero; y el secretario de Comunicación Pública, Juan Pablo Biondi. Hubo, en el trayecto rumbo al Quincho de Olivos, lugar para las bromas: después de varias conferencias de prensa conjuntas, se rieron por las similitudes con el recorrido que hace un presentador de noticias desde su camarín hasta el estudio de TV.

También tuvo un breve apartado con Rodríguez Larreta, con quien volvió a intercambiar guiños, justo cuando le respondió a los sectores más duros de la oposición, incluido el ex presidente Mauricio Macri; a quienes les recordó que “acá no hay libertades en juego”: “Yo no me obsesioné con la cuarentena, estoy obsesionado con la salud de los argentinos”, remarcó.

En cuanto al contenido del anuncio, los tres mandatarios ya se habían puesto de acuerdo en la previa. Mientras la Provincia mantendrá el aislamiento con restricciones, a partir de la preocupación que transmitió Kicillof por la saturación del sistema sanitario; la Ciudad avanzará en la habilitación de deportes individuales, la apertura de más comercios en zonas de gran circulación, como Once, Retiro y Constitución; hoteles y la vuelta al trabajo de profesionales como ingenieros y arquitectos.

La novedad para esta etapa es que, tras reunirse vía zoom con los gobernadores, el Presidente dispuso que varias localidades de distintas provincias en las que se expandió el virus y hubo un mayor crecimiento de casos, vuelvan a fase 1. Así, “el sistema de aislamiento sanitario” va a seguir en cuatro departamentos de Jujuy, cuyo sistema sanitario está al borde de saturarse; en Río Gallegos y Río Grande. Mientras que Tartagal, La Rioja Capital y Chamical, provincia de La Rioja: y la capital de Santiago del Estero y La Banda volverán a un aislamiento restrictivo.

Como anticipó Clarín, el Presidente siguió la indicación de los infectólogos de cambiar el eje discursivo. “Seguimos hablando de cuarentena sin que en la Argentina exista la cuarentena, porque la gente circula y los negocios se han abierto”, se quejó. “La realidad -completó- es que está en nuestras manos cuidarnos, ya no depende de una decisión política de un Presidente o de un gobernador”.

Esa frase pareció ser el anticipo de que podría avanzar con más libertades. De hecho, en línea con el pedido de los expertos de atender la salud mental, en la Quinta de Olivos se evaluaba este viernes a la noche la posibilidad de avanzar con alguna flexibilización en torno a las reuniones sociales, siempre que sea al aire libre, con distanciamiento y un número de personas acotado. 

PUBLICACIÓN RELACIONADA

Los expertos recomiendan a Fernández “no hablar de la cuarentena” 

El grupo de expertos que asesora al presidente Alberto Fernández recomendó el jueves 13 (/8/2020) que en el anuncio oficial él, junto con Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, diera “un horizonte temporal” sobre las restricciones y “no hablar más de cuarentena”.
La sesión duró más de dos horas, y allí el grupo de médicos, esta vez con la participación de un cardiólogo y un experto en salud mental, declaró que “estamos en otra fase en la que el mensaje de distancia social y cuidado debe ser fortalecido.
Al mismo tiempo hablaron de las curvas de las provincias donde se ha iniciado un aumento significativo de las infecciones en las últimas semanas.

A pesar de un llamado a la atención continua, el panel dejó en claro que “las actividades comerciales, productivas y recreativas que no implican riesgos pueden continuar”, como informó la agencia NA.
“Para acercarnos a la vacuna, debemos distanciarnos hoy”, dijeron los miembros del comité al jefe de estado.
Sin embargo, las recomendaciones a Fernández incluían “proporcionar un horizonte temporal sin mentir”, y aunque criticaban “las desastrosas afirmaciones sobre la salud mental de algunos profesionales”, reconocían el sufrimiento en esta faceta por el que están pasando los trabajadores de la salud.
“Hay un marcado sufrimiento, fatiga, necesitan más cuidados y una perspectiva temporal”, advirtieron los expertos.