AGMER dispuso declarar «el no regreso a clases" en caso de aprobarse el proyecto de ley de emergencia solidaria


Docentes se desconectan online durante tres días para protestar por el proyecto que contempla la reforma jubilatoria.
La protesta de docentes y profesores se concretará los días miércoles 1, jueves 2 y viernes 3 de julio. 
También, el plenario de secretarios generales de AGMER dispuso declarar «el no regreso a las actividades presenciales de toda la docencia entrerriana, en caso de aprobarse el proyecto de ley de emergencia presentado por el Gobernador ante la Legislatura provincial y mientras no estén dadas las condiciones edilicias, sanitarias y salariales luego de la pandemia».
El gremio considera «falaz» la definición del proyecto oficial como «emergencia social», repudia la actitud «velada de modificar el 82% móvil» y sostiene, el proyecto «carece de cualquier pretensión progresista».
«Alertamos que estos aportes que nos quieren imponer no irían a financiar nuestra Caja de Jubilaciones. Teniendo en cuenta las declaraciones que ha hecho públicas el Gobierno provincial, ese dinero se destinará a aportes coparticipables con los municipios de la provincia, o sea que los descuentos que recibiríamos los trabajadores, pasarán a engrosar las Rentas Generales de la provincia, en vez de ir a su lugar legítimo que es nuestra Caja previsional, a la vez que declaramos que el supuesto déficit de la Caja no lo generamos los trabajadores y tampoco lo debemos pagar nosotros; mucho menos los compañeros jubilado".

La presentación del Proyecto de Ley de Emergencia Social, que el Poder Ejecutivo envió a la Legislatura y que supone una reforma del Sistema Previsional, con un aumento de los porcentajes de aportes personales y la quita en los beneficios, mereció la dura reacción del plenario de secretarios generales de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER), que este lunes 29 (/6/2020) decretó tres días de paro virtual: la desconexión de los docentes de las tareas online que durante la pandemia, y desde la suspensión de las clases presenciales, el 16 de marzo, vienen desarrollando.

La protesta inédita de docentes y profesores se concretará los días miércoles 1, jueves 2 y viernes 3 de julio. Pero también, el plenario de secretarios generales de AGMER dispuso declarar «el no regreso a las actividades presenciales de toda la docencia entrerriana, en caso de aprobarse el proyecto de ley de emergencia presentado por el Gobernador ante la Legislatura provincial y mientras no estén dadas las condiciones edilicias, sanitarias y salariales luego de la pandemia». En medio del aislamiento, el gremio también desarrollará campañas en las redes sociales «en defensa de nuestros derechos y conquistas».


AGMER no cuestiona la iniciativa de Bordet en forma global, sino que cuestiona tres artículos -4°, 5° y 6°-, que incluyen la afectación de los salarios.

El artículo 4° estipula que para sostener el sistema previsional los aportes personales se calculará “sobre el total de la remuneración liquidada al personal en actividad según el siguiente esquema:
Salario nominal: a) hasta $75 mil, 16% de aportes personales; b) desde $75.001 a $100 mil, aportes personales del 18%; c) desde $100.001 a $200 mil aportarán el 20%); d) desde $200.001 en adelante aportarán el 22%.
Hoy, según la Ley Previsional N° 8.732, el aporte personal a la Caja de Jubilaciones es del 16%, e igual porcentaje es el aporte del Estado como empleador, con lo cual la suba propuesta sobre los salarios produce quitas que van del 2% al 4%.
En cambio, se mantiene el aporte jubilatorio para el personal de la Policía, que es del 18%, según el Reglamento General de la fuerza, según la Ley N° 5.654, del año 1974, en tanto los haberes de los efectivos policiales no supere los $100 mil. Por encima de ese monto, se aplicará el mismo esquema que para el resto de la Administración: desde $100.001 a $200 mil aportarán el 20%); y desde $200.001 en adelante aportarán el 22%.


Igual criterio que el de la Policía se aplicará para el personal del Servicio Penitenciario de Entre Ríos, cuyo regimen está comprendido en la Ley N° 5.797.

En el punto 6 del proyecto de Bordet se establece los porcentajes de los aportes “solidarios extraordinarios” para cubrir el déficit de la Caja de Jubilaciones. Serán calculados en forma proporcional al nivel de ingresos, a detraer sobre el monto total nominal liquidado a cada uno de los beneficiarios de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Entre Ríos.
Quienes tengan un salario desde $75.001 a $100 mil aportarán un 4%; desde $100.001 a $200 mil un 6%; desde $200.001 a $300 mil un 8% y desde $300.001 en adelante aportarán un 10%.
Plenario de la AGMER 

El plenario de secretarios generales de la AGMER consideró que «las trabajadoras y trabajadores no estamos dispuestos a ser –una vez más- la variable de ajuste ni a sostener en nuestras espaldas los costos altísimos de esta crisis. Mucho menos cuando hemos sido, precisamente, quienes venimos sosteniendo cotidianamente la educación y la salud públicas en estos tiempos de pandemia, por lo general en la primera fila, atendiendo los comedores escolares y enseñando a distancia; en los hospitales y en los centros de salud, con salarios carentes de toda recomposición incluso desde antes de declararse la presente emergencia sanitaria. A pesar de encontrarnos enfrente a un escenario jamás imaginado por nadie, el esfuerzo y el compromiso asumido son ejemplo suficiente de la concepción de solidaridad que tenemos los trabajadores».

El gremio considera «falaz» la definición del proyecto oficial como «emergencia social», repudia la actitud «velada de modificar el 82% móvil» y sostiene, el proyecto «carece de cualquier pretensión progresista».

«Alertamos que estos aportes que nos quieren imponer no irían a financiar nuestra Caja de Jubilaciones. Teniendo en cuenta las declaraciones que ha hecho públicas el Gobierno provincial, ese dinero se destinará a aportes coparticipables con los municipios de la provincia, o sea que los descuentos que recibiríamos los trabajadores, pasarán a engrosar las Rentas Generales de la provincia, en vez de ir a su lugar legítimo que es nuestra Caja previsional, a la vez que declaramos que el supuesto déficit de la Caja no lo generamos los trabajadores y tampoco lo debemos pagar nosotros; mucho menos los compañeros jubilados. Esto se suma al atropello y manoseo por parte del gobierno cuando se nos instaló por fuerza de Ley el impuesto a las ganancias a la clase trabajadora», subraya el documento.

«Exigimos a la Legislatura que se abstenga de avanzar en el tratamiento de cualquier punto que signifique cercenar derechos adquiridos. Demandamos que estén a la altura de lo que hoy necesitan los sectores laborales, en una de las peores crisis de la historia nacional y mundial», planteó el extenso documento del plenario de secretarios generales de AGMER.
Fuente informativa: AGMER - Entre Ríos Ahora - Edición Retórica.

INFORMACIÓN RELACIONADABordet en Entre Ríos quiere una ley de emergencia El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, presentó un proyecto de ley de “emergencia económica, sanitaria, administrativa y previsional”, en el marco de la pandemia de coronavirus, que prevé aumentos de impuestos y de aportes jubilatorios, contribuciones especiales, y un límite de aumentos paritarios, iniciativa rechazada por asociaciones y gremios provinciales. Bordet defendió el proyecto, que ingresó a la Cámara de Diputados, al sostener que las medidas del gobierno del expresidente Mauricio Macri generaron “cerca de $4.000 millones menos para Entre Ríos en seis meses, un hueco fiscal enorme y una fragilidad extrema”, sumado a la pandemia del coronavirus. La caída de la actividad económica “ha sido enorme” y por eso el proyecto de ley busca “encontrar recursos, cumplir con las obligaciones corrientes y sostener las demandas del sistema sanitario que son muchas”, señaló. La iniciativa promueve “un esfuerzo colectivo” de “quienes tienen mayor capacidad contributiva”. El proyecto propone el aumento de los impuestos a las droguerías de 1,6% a 4%; a quienes poseen más de 1.000 hectáreas y dispone que el sector financiero y bancario aporte una “contribución especial”, ya que “fue el que más se benefició en los últimos años”, dijo el gobernador. Además, promueve un aumento progresivo de aportes de activos y pasivos a la Caja de Jubilaciones que, según Bordet, comprenderá a quienes perciban más de $75.000. Finalmente, Bordet propone que “ningún organismo ni ente descentralizado del Poder Ejecutivo, Legislativo o Judicial” incremente sus haberes “por fuera de los acuerdos paritarios que el Gobierno defina” con los gremios.