DEL EDITOR AL LECTOR /

Habilitan la reapertura de más actividades y se flexibiliza la cuarentena

A partir del lunes 20 (/4/2020) autorizarán las ventas online, y la apertura de consultorios médicos y de centros de pago de servicios e impuestos; evalúan liberar zonas sin casos.

El Gobierno coordinó con los gobernadores flexibilizar algunos sectores para dinamizar el consumo. Cada provincia podrá abrir desde el lunes consultorios médicos y odontológicos. También venta por delivery de ropa, calzados, artículos electrónicos, juguetes y pinturerías.

“A partir del lunes se van a ir reanudando actividades en muchas provincias de la Argentina”, había dicho el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, ya el jueves pasado.

En concreto, en el listado de excepciones a la cuarentena que rige hasta el 26 de este mes figuran consultas médicas y odontológicas programadas -las urgencias estaban habilitadas-, y la apertura de las ópticas, que deberán trabajar con turnos y cupos limitados.

En cuanto al comercio, se extenderá la venta online y telefónica, con delivery, a otros rubros, como las pinturerías, casas electrónicas, juguetería, ropa, marroquinería y calzados.

También se concederá, a pedido de gobernadores e intendentes, la apertura de oficinas de rentas de municipios y provincias; así como el funcionamiento de las bocas de cobro de Pago Fácil y Rapipago, para descomprimir las colas en los bancos.

El Gobierno habilitó a partir del lunes 20 (4/2020) la reactivación de diversas actividades y reconoció que evalúa liberar del aislamiento obligatorio a las jurisdicciones que no tengan circulación del coronavirus. La determinación se tomó en acuerdo con las provincias y es parte de la “cuarentena administrada” a la que hizo referencia la semana pasada el presidente Alberto Fernández.

Con la intención de impulsar a los comercios minoristas, a partir del lunes 20 se podrán comprar online o de manera telefónica productos de todo tipo. También se reanudará la atención en los consultorios médicos y abrirán los centros de pagos de servicios e impuestos con medidas de distanciamiento social similares a las de los bancos y supermercados.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, confirmó el viernes 17 esta suerte de flexibilización de la cuarentena y reconoció que podrían tomarse medidas excepcionales para distritos en los que no haya riesgo de contagio del virus. Cafiero se reunió con el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y analizaron la apertura parcial de unas 98 localidades que podrían dinamizar sus economías. En el conurbano, Tigre es uno de los municipios que solicitaron reactivar 160 industrias.

El Presidente, en tanto, mantuvo en la noche del viernes una reunión virtual con referentes de la oposición, quienes le pidieron ayuda para las pymes y convocar a un consejo económico y social.

El Gobierno pone en marcha la “cuarentena administrada” que anunció Alberto Fernández para la fase en curso del confinamiento nacional. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, dijo que “a partir del lunes 20 se van a ir reanudando muchas actividades en lugares de la Argentina”. Serán rubros muy puntuales, para reactivar el comercio o para resolver inconvenientes propios de la parálisis extendida.

La Casa rosada tomó los pedidos de los gobernadores y los pasó por el filtro del Ministerio de Salud, que autorizó algunas actividades con protocolos sanitarios específicos.

Los pedidos de las provincias que serán admitidos por la Nación, pudo reconstruir La Nacion, son la venta de comercios minoristas a través de plataformas online y entrega a domicilio; la atención en consultorios médicos y ópticas con turnos espaciados; los centros de pago rápido y las cajas para que las provincias vuelvan a recaudar tributos; la actividad registral, y las empresas de seguros “solo con guardias”.

Cafiero se reunió ayer en la Casa rosada con Axel Kicillof para abordar la cuarentena administrada en la provincia, el territorio más complejo para la pandemia. El gobernador bonaerense dijo que analiza aperturas parciales y provisorias en unas 98 localidades, que podrían dinamizar parcialmente sus economías.

Además, Kicillof acercó a Balcarce 50 una lista de rubros que los intendentes pidieron liberar. Entre ellas, la construcción privada, la apertura de comercios con delivery y algunos oficios y profesiones independientes.

La Casa rosada, de todas formas, no hará a lugar a todos los pedidos de los gobernadores. “Si bien ellos pidieron abrir varios sectores, nosotros lo vamos a acotar para tener un control sanitario”, señaló una alta fuente del Gobierno a La Nacion. Hay rubros que quedarán para más adelante.

Hubo ayer en Olivos reuniones técnicas para elaborar la nueva decisión administrativa con las nuevas actividades exceptuadas a partir de la semana próxima.

Para tomar las decisiones, el Gobierno tuvo a la vista lo que denominó “mapa inteligente”, donde figura la circulación del coronavirus en las distintas provincias.

A nivel nacional, los contagios hoy se duplican cada 14 días. Pero hay puntos del país donde no hay casos o en los que la circulación es mucho más lenta.

“Tenemos que tener una mirada inteligente sobre qué sectores se pueden ir reanudando. Tenemos un mapa de datos que hace que vayamos tomando decisiones”, dijo Cafiero a la TV Pública. Y agregó: “En este mapa inteligente hay localidades, zonas, jurisdicciones, que no tienen casos o no tienen circulación viral. Naturalmente ahí se van a reanudar actividades. Lo estamos haciendo con los protocolos que define Salud”.

El funcionario coordinador diferenció al conurbano. “Tiene una complejidad distinta de las zonas más alejadas, incluso dentro de la provincia de Buenos Aires”, que podrían tener cierto movimiento a partir de pasado mañana.

Pedidos de gobernadores

Según un relevamiento que hizo ayer La Nacion, hay muchas provincias que no hicieron ningún requerimiento a la Nación para autorizar actividades o lugares. Entre ellas figuran San Luis, Santiago del Estero y Tierra del Fuego. No descartaban, no obstante, cursar pedidos en los próximos días.

Del otro lado, hay gobernadores que hicieron demandas puntuales. Omar Gutiérrez, de Neuquén, hizo un listado de pedidos. Entre ellos, “que abran los establecimientos de cobranza de servicios e impuestos”, “que operen los comercios minoristas a través de plataformas de comercio electrónico”, “la atención médica y odontológica programada con dos pacientes por hora” y “ópticas con turno previo”.

Con respecto al comercio, un pedido similar hicieron Omar Perotti (Santa Fe), Gustavo Sáenz (Salta) y Sergio Zilliotto (La Pampa), Raúl Jalil (Catamarca) y Gustavo Bordet (Entre Ríos).

Todos ellos solicitaron que los comercios minoristas puedan vender mercadería por plataformas virtuales, con protocolos para que algunos empleados puedan acudir a los locales para verificar stock y realizar el reparto a domicilio.


INFORMACIÓN RELACIONADA

Una ciudad de negocios abiertos

En Benito Juárez, una localidad de 21.500 habitantes en el sudeste bonaerense, el 80% de los 650 comercios volvieron, ayer, a operar, luego de que allí no se registraron casos de Covid-19. Sin embargo, no están autorizadas aquellas actividades comerciales que impliquen reuniones masivas. “Es una prueba piloto”, advirtió el intendente Julio Marini.







  • LA NACION
  • Darío Palavecino
    Mauro V. rizzi
    Héctor Tousedo, después de 23 días, pudo abrir su peluquería, Estilo Urbano; durante el aislamiento, sus clientes le dejaron dinero a cuenta

    BENITO JUÁREZ.– El peine marca una altura pareja y las tijeras avanzan con el corte a Leonardo, el primero que Héctor Tousedo puede hacer en casi un mes. Aunque no es el primer ingreso de dinero que logra en este aislamiento obligatorio y preventivo. Si bien su peluquería, Estilo Urbano, permaneció cerrada durante estos 23 días de cuarentena, algunos de sus clientes se ocuparon de pasarle por debajo de la puerta algo de dinero, a cuenta para cuando pueda atenderlos .“esta la peleamos juntos, amigo”, le escribió uno de ellos, Sebastián, en el papel que envolvía billetes de 100 pesos.

    Ayer pudo reabrir su local. Un volver a empezar para casi el 80% de los 650 comercios que tiene esta localidad de 21.500 habitantes, en el sudeste bonaerense, donde el coronavirus no entró. “Casos sospechosos: 0. Casos confirmados: 0”, se lee en el informe diario de la web del municipio, rodeado por comunas con infectados de Covid-19. En virtud de este escenario sanitario positivo y del buen comportamiento de los vecinos, se convirtió en el primer distrito de la provincia que se arriesga a retomar una dinámica comercial casi habitual.

    Aun así tienen el Hospital Municipal preparado con un área de aislamiento, 11 respiradores (cuatro donados por la cooperadora de la institución), dotación de personal reforzada, 24 camas más para afrontar cualquier emergencia y vacunación a domicilio con el objetivo de que los adultos mayores y los menores de entre 0 y 6 años no estén en la calle.

    Los salones gastronómicos, los hoteles, los negocios de entretenimiento y aquellas actividades que impliquen reuniones masivas quedaron fuera del listado de más de 20 que el intendente local, Julio Marini (Frente de Todos), autorizó a funcionar.

    “Es una prueba piloto que se apoya en un protocolo con la Nación y la provincia y en un plan de acción local que llevamos adelante con muy buenos resultados”, explica a la nacion Marini, quien además dispuso cerrar 15 de los 16 accesos que tiene esta localidad.

    Para ingresar a la ciudad se debe tener residencia, permiso para circular y justificación para la visita; firmar una declaración jurada de salud, y superar la toma de temperatura que realiza una enfermera. “Somos muy celosos en los controles”, insiste Marini.

    La medida, anunciada anteanoche, también es una respuesta para comerciantes que empezaban a sentir la asfixia de casi un mes sin facturación, con los consecuentes costos de impuestos, alquileres y sueldos que tienen que afrontar.

    “Estas últimas semanas las afrontamos con el negocio cerrado, sin efectivo y comprando lo necesario con tarjeta de crédito”, explica a la nacion Lucas Pizarro, al frente del lavadero de autos Alegría Wash Car. Una vuelta al trabajo con nuevas exigencias. “Es por turno y el primer paso es desinfectar el interior con mezcla de agua y alcohol”, detalla.

    La venia municipal alcanza a peluquerías, manicuras y pedicuras; heladerías, talleres de chapa y pintura, mueblerías y vidrierías, pinturerías, pañaleras, compañías de seguros, gestorías, inmobiliarias, zapaterías, polirrubros, casas de indumentaria, también las de confecciones y composturas, forrajerías, lavaderos de autos y ropa, perfumerías, vinotecas, librerías, casas de electrodomésticos, ópticas, joyerías y relojerías.

    La mayoría tiene horario habilitado de lunes a sábados de 8 a 17. Gestorías y compañías de seguros, hasta las 13. Y talleres de chapa y pintura y mueblerías, hasta las 20, igual que servicios de comida a domicilio. “No es toque de queda, pero desde las 20 en la calle solo pueden andar patrulleros y la policía municipal”, explica Marini sobre un control exhaustivo. Ya se labraron actas a 120 infractores que no respetaron ese horario límite.

    La oferta ampliada significó más vecinos en las calles. El barbijo es un hábito instalado desde principios de semana. Para muchos ayer fue la oportunidad de hacer esas compras menos urgentes. “¿Tenés arqueador de pestañas?”, piden unas chicas en el Paseo de Compras Alak.

    “Ahora todo depende de nosotros, los vecinos”, dice Karim Alak, responsable de este comercio que combina tienda de ropa, regalería y variedades. Allí varios de los clientes tienen cuenta de crédito. “Nos han llamado para pagar, pero decidimos esperarlos hasta esta reapertura”, señaló el comerciante.

    Graciela Palacios se sorprendió cuando, temprano, algunas de sus clientas se acercaron a su perfumería, Glamour. “Yo soy dueña y no pago alquiler, pero varios colegas la estaban pasando mal, porque no facturan y deben afrontar gastos del local”, señala.

    En todos los casos las condiciones para funcionar se leen en carteles pegados en las puertas: máximo de una a tres personas al mismo tiempo según el tamaño del local. Allí deben tener alcohol en gel a disposición del cliente y una desinfección continua del espacio.

    El límite horario de las 20 también alcanza al servicio de delivery de comidas. “demasiado temprano para la cena”, reniegan en el sector gastronómico. “Para la economía viene bien, pero para la salud, mal”, arriesga Gabriela ozimek, de Casa de Comidas Clementina. Teme que más personas en la calle puedan afectar el índice cero de contagio que tiene Benito Juárez.

    Si bien con los despachos de pizzas, empanadas y milanesas reactivó la caja, sufre porque tiene otro negocio con horizonte muy oscuro: un salón de fiestas infantiles. “Estaremos inactivos quién sabe cuánto y no vamos a poder pagar el alquiler, la luz y otras obligaciones”, advierte.

    Juan José Mozo, propietario del restaurante Tío Tito, es otro que se siente perdedor en este contexto “¿Cuánto va a pasar hasta que alguien vuelva a confiar y sentarse en una de estas mesas”, dice. Cuenta que, por ahora, tiene paciencia. Pero presume que deberá cambiar de rubro.

    La fragilidad de la cadena de pagos se percibe en el municipio. “Cayó 55% la recaudación”, remarca el intendente, que aun así pudo pagar los casi 50 millones de pesos que tiene en sueldos. Espera que la reapertura de comercios empiece a fortalecer la economía local. Y que, con cuidado y controles, el coronavirus siga sin dar señales por Benito Juárez.


    INJET FEDERAL - PROMOCIÓN SEPTIEMBRE

    INJET FEDERAL - PROMOCIÓN SEPTIEMBRE