Marcelo Romero con Eduardo Feinmann
Marcelo Romero con Eduardo Feinmann
Marcelo Romero tiene una pequeña empresa de carpintería con seis empleados y hoy está desesperado porque, debido a la cuarentena, no tiene ingresos y no sabe cómo podrá seguir adelante.
"Todos los días me estoy endeudando. Yo entiendo que el coronavirus es letal y no decimos que podemos salir y abrir los negocios pero cada día que pasa no se cómo voy a hacer", contó en diálogo con A24. "Siento que el presidente no se acuerda de la clase media, de los que estamos cada día remándola. Me siento olvidado".
"No hay medidas para nosotros. Un centro le pido al presidente. Nos ofrecen préstamos pero no sabemos cuándo los vamos a cobrar", explicó el hombre, quien contó que cada día se genera $15.000 pesos de deudas por pagar los servicios y su alquiler. "Para reponerme de esta situación voy a estar tres o cuatro meses siempre que haya alguien que me pueda ayudar o dar una mano".
"Hoy no tengo venta, solo genero deuda"
"No tengo nada contra la gente humilde, si pueda los ayudaría. Pero ¿quién me ayuda a mi? Es injusto para la clase media que nadie se acuerde de nosotros", reclamó Romero.