Ir al contenido principal

"El sector financiero debería dejar de lavarse las manos"


El Centro de Defensa Comercial e Industrial de la ciudad de Gualeguaychú, redactó un comunicado en el que refiere a la desatención de las entidades crediticias hacia las pequeñas y medianas empresas. 


"El sector financiero debería “dejar de lavarse las manos", titula el comunicado enviado a los medios de prensa.

En el contenido de la carta abierta, se consigna: “Una vez más, los bancos están demostrando que no les interesan las Pymes ya que nos han dejado solos en el momento que más los necesitamos. 

El sector comercial está agotado de ser siempre el único que hace todo el esfuerzo y la parte financiera queda exenta de toda responsabilidad.

Esa falta de empatía y respuestas hacia el comercio, está afectando profundamente a todos los negocios.

Sin embargo, si algo caracteriza a las Pymes, es la enorme capacidad de salir adelante. Porque siempre lo han hecho pero, esta vez, se recordará a quienes estuvieron presentes y quienes no lo hicieron", sostiene el Centro de Defensa Comercial e Industrial de Gualeguaychú.

PUBLICACIÓN RELACIONADA

"Al presidente le pediría que se acuerde de la clase media": la historia de un empresario que sufre la cuarentena

Marcelo Romero con Eduardo Feinmann
Marcelo Romero con Eduardo Feinmann
Marcelo Romero tiene una pequeña empresa de carpintería con seis empleados y hoy está desesperado porque, debido a la cuarentena, no tiene ingresos y no sabe cómo podrá seguir adelante.
"Todos los días me estoy endeudando. Yo entiendo que el coronavirus es letal y no decimos que podemos salir y abrir los negocios pero cada día que pasa no se cómo voy a hacer", contó en diálogo con A24. "Siento que el presidente no se acuerda de la clase media, de los que estamos cada día remándola. Me siento olvidado".
"No hay medidas para nosotros. Un centro le pido al presidente. Nos ofrecen préstamos pero no sabemos cuándo los vamos a cobrar", explicó el hombre, quien contó que cada día se genera $15.000 pesos de deudas por pagar los servicios y su alquiler. "Para reponerme de esta situación voy a estar tres o cuatro meses siempre que haya alguien que me pueda ayudar o dar una mano".
"Hoy no tengo venta, solo genero deuda"
"No tengo nada contra la gente humilde, si pueda los ayudaría. Pero ¿quién me ayuda a mi? Es injusto para la clase media que nadie se acuerde de nosotros", reclamó Romero.


PUBLICACIÓN RELACIONADA

Microempresarios se autoconvocaron y piden medidas económicas que los beneficien

"Queremos reunirnos con las autoridades, para establecer alguna medida en conjunto. Sabemos que todos vamos a tener que poner nuestro granito de arena para poder llevar adelante esta situación", expresó Lucia Pittavino, contadora.

Un grupo de micro empresario, se están autoconvocando para poder afrontar la situación económica que está atravesando el país, por la pandemia del coronavirus.

"Soy parte de un pequeño grupo de micro emprendedores y micro empresarios, que hoy en día nos vemos afectados por esta situación. Sabemos que es difícil para todos, pero queremos que nos escuchen, porque es crítica nuestra realidad", contó en el programa Entrevistas, Lucia Pittavino, contadora y encargada de un negocio de comidas.

"Estamos esperando medidas que ayuden a los micro emprendedores. Hoy el 85% de las empresas, representan las pequeñas y medianas, el otro 15% son las grandes empresas. Nosotros sentimos que nos hacen parte de ese pequeño porcentaje, y claramente no estamos en condiciones de perder plata".

Sobre las medidas que existen, dijo que "queremos que se preserven las fuentes de trabajo, que en algunos casos son cinco empleados o solamente uno. Los créditos blandos, significan que nosotros nos tenemos que endeudar para adquirirlos, que las cuotas son baratas, pero significa un gasto más a futuro".

Lo que el grupo de autoconvocados exige, contó que "nosotros pedimos la reducción o suspensión de los intereses en los impuestos provinciales y municipales, hasta poder pasar esta situación, en cuanto a los aportes y contribuciones de los empleados, porque nadie quiere perjudicar la fuente de trabajo de las familias que están con nosotros, pero necesitamos una ayuda".

Sobre su situacion, manifestó que, "en mi caso, me siento una privilegiada, porque tengo una casa de comidas y al menos puedo vender a través de delivery. Tengo compañeros que tuvieron que cerrar, como los gimnasios, las peluquerías, entre otros sectores, y no estamos incluidos en el paquete de medidas que se están tomando".

Para finalizar, dijo que "los comerciantes que se sientan afectados se comuniquen con nosotros, así realizamos un comunicado y nos reunimos con las autoridades, para establecer alguna medida en conjunto. Sabemos que todos vamos a tener que poner nuestro granito de arena para poder llevar adelante esta situación".