Esta vez no alcanza el recurso del alambre


«Lo atamos con alambre», se dice espontáneamente cuando se trata de arreglar algo, en lo inmediato, improvisando una solución a un problema. Los técnicos ocasionales siempre están predispuestos, comedidos.

Esta vez el recurso del alambre no alcanza para reinstalar los postes del tendido de la línea de telefóno en una zona de la Aldea San Isidro (El Cimarrón -departamento Federal-).

Los palos cayeron en octubre de 2015 -a consecuencia de una tormenta-, y desde esa fecha, se los ve tirados, a la vera de la calle principal de la Aldea.

La infraestructura pública pueblerina se compone de alambrados que delimitan los baldíos, postes del tendido de energía eléctrica y del servicio de telefonía fija. No hay casas una al lado de la otra; tampoco muros y columnas en cantidad y a distancia como para que los postes puedan ser sostenidos por las estructuras de cemento, atándolos con alambre, tal como se hace en Federal.

En la Aldea, los postes de teléfono -se los cuenta con los dedos de una mano- están en el piso, a un costado de la calle de la iglesia, que es la misma del colegio.

La empresa Telecom es indiferente a la situación en una comunidad del país del interior.

Las gestiones por el reclamo pasan como transcurre la vida en una población rural. Lento, sin apuro, a su tiempo, el planteo será atendido. 

Al final de la calle tapizada por postes caídos está una despensa, con casa de familia incluída. Los clientes, y los ocupantes de la vivienda, ingresan agachándose debajo del meytro y medio, evitando el contacto con los cables que caen como hojas en otoño.

La alternativa para ingresar al negocio-casa de familia es trasladarse unos diez metros, donde el cablerío cuelga, pero permitiendo la circulación sin tener que inclinarse.



SISTEMAS DE SEGURIDAD

SISTEMAS DE SEGURIDAD
ANDERSON 786 / 03454 422815

INSTANTÁNEAS URBANAS

INSTANTÁNEAS URBANAS
POLICÍA SERVICIAL

ESPACIO PUBLICITARIO

ESPACIO PUBLICITARIO
pulsar para acceder al face de ENERGYM