RUTA 22 - CAMINO A CONCORDIA

Cementerio de llantas 


(Texto y foto: colaboración periodismo ciudadano). Un grupo de amigos, jóvenes, enterados que el viernes 15-5-2015, se realizaría un baile de disfraces en el Club Talleres organizado por una agrupación estudiantil, decidieron participar del mismo y pergeñaron la idea de presentar un colectivo en donde irían 1 chofer y 7 pasajeros.

A tal fin se proveyeron de los elementos y empezaron a trabajar. 
Luego de varios días y convencidos que podían competir por premios, decidieron aumentar la apuesta a su trabajo y esmeraron la terminación del disfráz. 
Ya casi terminado el trabajo y por la observación de un extraño, consideraron que las ruedas diseñadas no le permitirían ganar el primer premio, que no era el fin absoluto, pero que no les vendría mal.

En la charla sobre «las ruedas del colectivo» les anotician que, camino a la ciudad de Concordia, por la ruta 22, existe un ‘cementerio de llantas’, y que les vendría bien para el terminado perfecto del colectivo. Lógicamente que el comentario fue tomado como poco serio por los jóvenes.

El jueves 14, deciden varios de ellos asistir a la ciudad de Concordia, en la que luego de ver el partido Boca-River, asistirían a un festejo.
Tomaron su debido descanso, y como a las 10 del viernes parten de regreso para Federal, en un vehículo marca Chevrolet. 

Transitaron por la ruta 22, respetando las señales de la cartelería que se visualiza en todo el recorrido del camino hasta Federal, cuyos indicadores advierten de, curvas, contracurvas, velocidades máximas, mojones de número de kilómetro, distancia a las distintas ciudades. Además de observarse las líneas blancas que delimitan la calzada, las líneas divisorias de tránsito: blancas, amarillas, doble amarillas, como asimismo se garantiza que la banquina tiene un terreno consolidado y debidamente delimitado para detenerse.

En un momento, la monotonía del tránsito no permitió al conductor del automóvil esquivar una «imperfección» del camino, que produjo la pérdida de una taza y la abolladura de una llanta. 
Se detuvieron, volvieron sobre el andar y empezaron la búsqueda de la taza. 
Encontraron una taza; pero... de un automóvil marca Peugeot; luego una taza de... un auto marca Volkswagen; acto seguido, volvieron a encontrar otra taza de un Peugeot, y metros más adelante, una taza de otro vehículo, hasta que en finalmente, recuperaron la taza buscada. 

Prosiguieron viaje y entre risas y comentarios, se convencieron que lo dicho por el extraño observador era real -que había un cementerio de llantas...-. 
Llegaron, e inmediatamente se abocaron a colocarles las ruedas al colectivo.

Viernes por la noche, madrugada del sábado 16, emprendieron la marcha rumbo al baile de disfraces. 
Por las calles de Federal pudo verse al colectivo, habilitado para circular, con las correspondientes luces identificatorias, con seguro y patente automotor, denominación del transporte, referencia a la velocidad máxima permitida, y con choferes portando carnet para conducir, entre otras de las documentaciones en regla.

En un momento de la circulación por el radio urbano de Federal, los choferes y ocasionales pasajeros, creyeron estar transitando por la ruta 22, toda vez que esquivaban un pozo o saltaban de sus asientos a consecuencia del estado del pavimento.

Al paso del micro, se escuchó la aprobación por la representación.

Llegaron al club donde se desarrollaba el baile de disfraces, y luego de pasar los controles pertinentes en la entrada, compitieron -y ganaron el primer premio-. 

Trascendió que, «la perfección de las ruedas obtenidas en el ‘cementerio de llantas’ determinó la victoria».

Al ser entrevistados, los ganadores, señalaron:  «Ahora sí; estamos convencidos que en el camino a Concordia, por la ruta 22, más que nichos de llantas, se reproducen los cementerio parque».

INSTANTÁNEAS URBANAS

INSTANTÁNEAS URBANAS
REFERENCIA GEOGRÁFICA: ESQUINA CAMINO DE 'LAS CASUARINAS'

INJET FEDERAL - PROMOCIÓN SEPTIEMBRE

INJET FEDERAL - PROMOCIÓN SEPTIEMBRE