ESTADO DESASTROSO DE LA RED VIAL EN EL DEPARTAMENTO FEDERAL

Así están los caminos en Loma Limpia (al 19/12/2014)




En un twitts de Retórica se publica el viernes 19/12/2014: "El último dato de lluvia corresponde al martes 16-12-14: 30 milímetros en la ciudad de Federal"; el mismo día, el viernes 19, docentes de la Escuela Nº18 'Mburucuyá' de Loma Limpia publicaron en la red social Facebook, las fotos que ilustran esta nota.
En uno de los epígrafes de los documentos fotográficos, se lee: "Así está hoy 19/12.el acceso a la escuela de Loma Limpia". 

Tres (o cuatro) días antes llovió en la zona; no fue una precipitación pluvial intensa, apenas para mojar la tierra, que rápidamente en esta época absorbe hasta un caudal significativo, que no es el caso de los 30 milímetros que se acumularon el martes pasado.

Sin embargo, la mínima cantidad de agua que se junte alrededor de un puente -si este es precario- es suficiente para que se produzca el desborde, no porque el puente sea obsoleto, esté destartalado, o su estructura sea modesta, sino porque los cauces están como Dios creó el mundo al natural en el centro-norte de Entre Ríos.

La Zonal II de la Dirección Provincial de Vialidad, está ausente sin aviso. El jefe de la repartición no fue al acto de egresados de la Escuela 18 de Loma Limpia; no se atrevió a ponerse sus zapatos azules tal como los lució en el acto de la noche anterior en la Escuela 'de Comercio'. 
Es difícil ser y no parecer.

A qué funcionario le importa cómo se circula por los caminos rurales. Ni siquiera se ocupan de atender los reclamos de automovilistas, transportistas, que sufren transitar por las rutas pavimentadas de la región, menos aún se les puede pedir "hagan algo" para que la gente pueda andar por los senderos de tierra, de lo que queda de ripio, en jurisdicción de parajes, como el de Loma Limpia.

Quienes están a cargo de los organismos viales, pensarán -aunque no lo digan-, despectivamente, "son pocos; no suman votos; que se pongan botas de lluvia, que crucen en patas...". La comunidad educativa de Loma Limpia, convive "en el medio del monte". Están aislados del mundo, más aún lo está la escuela y el personal directivo cuando llueve durante varios días y al transporte escolar le resulta imposible realizar el recorrido -por el pésimo estado de los caminos- para trasladar a los alumnos hasta la escuela de campo. Cuando la inasistencia no es por otro motivo: que las combis de la Departamental de Escuelas se rompieron por el traqueteo diario al transitar por los poceados senderos -ya no se les puede llamar siquiera caminos vecinales-.  

No llueve desde hace tres, cuatro días, pero los caminos están llenos de agua; los pasos están cortados. La intransitabilidad es consecuencia de la falta de conservación, mantenimiento de las vías de circulación.

Las obras de ingeniería (los puentes) que construyeron son como un castillo de naipes, o en todo caso, como los de arena que se arman en las playas, con similitudes como, correr el curso de agua o viceversa -el puente-.

Los funcionarios-jefes a cargo de las reparticiones viales no recorren los caminos en vehículos "normales"; cuando andan de viaje se trasladan en camionetas 4x4, y no precisamente transitan por caminos como los del paraje Loma Limpia. Cuando avistan un espejo de agua, no se sorprenden y se preocupan en cómo pasar de un lado a otro, porque todas las veces que se trasladan por el agua lo hacen en motos de agua o lanchas, en recorridos recreativos, de placer, una circunstancia muy diferente a la que deben afrontar quienes pretenden cruzar por un pantano repleto de agua.