Emisora radial, como otros usuarios, perjudicada por el pésimo servicio de energía eléctrica


Aproximadamente a las 18:55 del martes 27/5/14, en la ciudad de Federal, se produjo una abrupta interrupción en el suministro eléctrico, que naturalmente (por la época del año) provocó dejar a oscuras a varias zonas del radio urbano, entre las que resultó mayormente afectada el área en proximidades de la terminal de ómnibus.

Viviendas, negocios, empresas, resultaron damnificadas por el «corte de luz», tal como reflejaron los vecinos la situación, que se repitió específicamente en la misma franja horaria en relación a la jornada de la víspera.

Los usuarios de energía padecen las consecuencias del pésimo «servicio» que proporciona la empresa Enersa. En forma regular, los sufridos clientes de la empresa estatal provincial reportan daños en electrodomésticos a causa del irregular suministro eléctrico. 

El martes 27 de mayo, no fue un día que se exceptúe de la anormalidad que caracteriza al servicio energético, por el contrario, fue una jornada fatídica para los usuarios residentes puntualmente entre las calles Dónovan y Antelo, quienes revelaron se les quemaron televisores, heladeras, y otros artefactos del hogar.

Entre los usuarios más perjudicados por el intempestivo corte de energía se evidenció quedara fuera de servicio la emisora radial ‘FM 100 Federal’, que automáticamente dejara de emitir tras explotar los equipos de transmisión.

La difusión de la programación habitual de la radio se interrumpió de inmediato (el martes 27/5/14 a la hora señalada), y en forma definitiva hasta que se reparen los equipos.

El lunes 26 de mayo, se registró el antecedente más reciente previo al desencadenante de la salida de servicio de la radio. A las 21 se interrumpió la transmisión por un abrupto corte de similares características al del martes 27. La programación se suspendió tres horas antes del cierre de transmisión diaria.

En su sitio en Internet, en una nota al respecto, la radio, expuso: «Pedimos a nuestros oyentes, comerciantes, profesionales anunciantes, la mayor de las disculpas, a la vez que sentimos impotencia ante tal hecho, del que no somos responsables.
Sólo nos queda esperar la reparación de los equipos, lo que llevará dos días aproximadamente; además de solicitar a Enersa que asuma la responsabilidad por lo sucedido, como asimismo el resarcimiento correspondiente, y a la vez, plantear si en el futuro esta situación puede ser corregida, o es que volveremos a ser víctimas de errores o ineficiencias que a nuestra empresa de comunicación resultan caros».