SECCIONALES DE AGMER PIDEN "SALARIOS DIGNOS Y NO SUBSIDIOS"

Sindicato docente recuerda el Gobierno aplicó «el ‘impuestazo’ para aumentar sueldos de empleados públicos»


A través de sus secretarios, las seccionales Federal y Victoria de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos, coinciden en señalar que los docentes reclaman “salarios dignos y no subsidios, y así lo hemos hecho saber en cada lugar de esta provincia donde movilizamos estos días”, a la vez que demandan al Poder Ejecutivo “rinda cuentas financieras del ‘impuestazo’ con propuestas serias, y no testimonie discursos de igualdad y equidad con políticas salariales contra las que luchó la Carpa Blanca, y mucho menos, que el Ejecutivo Provincial recorra el país mostrando los sueldos pauperizados de sus docentes”.

Afiliados docentes de la AGMER Seccionales Federal y Victoria reclamaron al gobierno “salarios dignos y no subsidios”; y le demandaron “que rinda cuentas financieras del ‘impuestazo’ con propuestas serias, y no testimonie discursos de igualdad y equidad con políticas salariales contra las que luchó la Carpa Blanca, y mucho menos, que el Ejecutivo Provincial recorra el país mostrando los sueldos pauperizados de sus docentes”, consigna el comunicado de prensa de las seccionales de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos.

Teniendo en cuenta la proximidad del congreso provincial que la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), realizará el 12 de marzo en Diamante, donde debería analizar la propuesta salarial que realizó el gobierno, las seccionales Federal y Victoria de Agmer recordaron que “los gremios docentes nacionales reclaman  un incremento salarial que debía partir del 35 por ciento”, y señalaron que rechazan  “cualquier otro porcentaje, incluso salario extorsivo como presentismo”.

El secretario general de la seccional Victoria de Agmer, Pedro Gutiérrez, afirmó, “el gobierno provincial no superó las expectativas de los docentes, ni siquiera con la nueva propuesta, dado que estamos hablando de ‘porcentajes’ en los salarios más bajos del país”.

Por su parte, el secretario general de Agmer Federal, Francisco Nessmann, confirmó que la propuesta de la provincia “tiene un alto porcentaje de ilegalidad constitucional, por los montos que no alcanzan a todo el escalafón docente ni llegan a nuestros jubilados. La oferta sostiene un ajuste desde los salarios y un fuerte regreso a las políticas de los ´90, donde las mejoras se daban con montos en negro en códigos inventados”.

Gutiérrez manifestó también que les preocupa “el destino que el gobierno hará de la recaudación prevista por la reforma tributaria aprobada en diciembre del año pasado, vigente desde el 1 de enero de este año, prevista en 1.500 millones de pesos. Cabe recordar que el gobierno provincial convocó a la Legislatura a sancionar el ‘impuestazo’ a fin de mejorar la recaudación a favor de salarios para los trabajadores” y evocó que “en esa línea también convocó a los sindicatos el 6 de enero, a una paritaria que devino en fracaso”.

Para Nessmann, “el gobierno nunca pensó en recaudar para mejorar salarios; nunca le quiso dar entidad a la paritaria y menos dar respuestas a los sueldos, particularmente docentes, ubicados entre lo peor de la escala del país. Tampoco podemos dejar de mirar la oferta de un monto en negro de ‘material didáctico’, que es un regreso a las políticas salariales de los ’90, donde las ‘mejoras’ se hacían en códigos como ‘transporte o perfeccionamiento docente’  o, lo que continúa en el Fondo de Incentivo Docente (Fonid),  que se pierde al jubilarse”.