ARGUMENTANDO QUE EL PROYECTO DESTRUIRÍA LOS RECURSOS NATURALES

Ambientalista pide al gobierno que no autorice desmonte para emprendimiento termal en Federal
En una nota enviada a los medios de comunicación, la activista socio ambiental independiente Jésica Geraldine Musuruana solicitó al secretario de Ambiente de la provincia, Fernando Raffo, que no autorice el desmonte o ‘limpieza del terreno’ para el nuevo proyecto termal en Federal, “ya que está en un área a proteger, según establece la Ley provincial de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo, y pondrá en riesgo la Selva de Montiel”. Además, demandó al ministro de la Producción, Roberto Schunk, que «deje de apoyar la iniciativa impulsada por la Fundación para el Desarrollo Turístico de esta localidad».


Musuruana exigió a la Secretaría de Ambiente de la provincia que “no autorice el desmonte o ‘limpieza de terreno’ en base al decreto 4977/09 para el nuevo proyecto termal en Federal, dado que la ubicación del mismo está en una zona a tener en cuenta y a proteger, según lo establece la Ley provincial de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo”.

Asimismo, señaló, «no se puede avanzar con el proyecto ya que está cerca al área natural protegida de usos múltiples, conforme a la Ley 9.706, y a la reserva privada ‘El Rincón’, ambas protegidas por la Ley 8967, a lo que se suma que el terreno estaría en una zona de amortiguación o buffer».

En la misiva, también expresó su preocupación “por el cardenal amarillo que vive en la Selva de Montiel y que se vió, principalmente, en la  zona de Federal, especie que está en peligro de extinción y que en la provincia está declarado monumento natural, por medio del decreto 4933/02?.

Por otro lado, la ambientalista pidió al ministro de la Producción que “no sea cómplice de la destrucción de los pocos recursos naturales que le quedan a la provincia, dado que no se pueden desarrollar las actividades cotidianas y económicas sin agua dulce y montes”, por lo que le recordó que los proyectos termales en la provincia “están poniendo en riesgo el Acuífero Guaraní, ya que no hay un control eficiente, por lo que no puede seguir impulsando nuevos proyectos”.