Siempre se copia lo malo

AULAS CONTENEDORES: ASÍ EN FEDERAL COMO EN BUENOS AIRES

“Los containers están diseñados para basura, no para que los chicos estudien”, aseguró la legisladora porteña por el FpV Lorena Pokoik, quien opinó sobre la posibilidad de que la Ciudad de Buenos Aires compre containers para dar clases a los alumnos que se quedaron sin vacantes a consecuencia del nuevo sistema de inscripción.
En Federal, desde hace casi un lustro, las escuelas, primaria N° 63 'Eva Perón' y Secundaria N° 9 'J.G. Artigas' albergan al alumnado, en dos turnos, en los contenedores que se utilizan como aulas que fueron instalados en el patio del establecimiento educativo emplazado en el barrio 25 de Mayo..

La solución -para atender la demanda de matrícula- que encontraron en la Capital Federal de la República Argentina, tuvo en su momento un visionario en Entre Ríos: el gobernador Urribarri. Lo que se dice "un adelantado en el tiempo”. El Poder Ejecutivo de Entre Ríos dispuso contratar en alquiler contenedores, lo que fueron provistos por una empresa de Don Torcuato (Provincia de Buenos Aires).

Para justificar la instalación de los contenedores en los establecimientos educativos donde se registra superpoblación escolar, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, sostuvo, "no son contenedores; las aulas están construidas con materiales modernos" ....

Acá en Entre Ríos, se las denomina "cajas de zapatos", porque el material es como un cartón. En Buenos Aires, las llaman "aulas durlok" -por el material con que son construidas-.

Cuando las aulas móviles fueron depositadas en el terreno de la Escuela 63, se adujo que la solución era temporaria, lo que en la práctica se concluye con que es potencialmente “provisorio para siempre”.

En el 2013, se produjo una reacción de la comunidad educativa y de padres porque el Gobierno de Entre Ríos no estaba dispuesto a seguir pagando el alquiler a la empresa de Don Torcuato, aunque sí, desembolsaría una suma importante de dinero para pagar el alquiler de un inmueble a un particular.

La disconformidad de los padres y docentes con la “iniciativa” de los gobernantes, generó “dar marcha atrás con el proyecto de mudanza”.

La Administración de Sergio Urribarri continúa pagando 13 mil pesos mensuales por cada uno de los contenedores depositados en el patio de la Escuela 63, mientras se espera –algún día será- la construcción de dos aulas que el ex vicegobernador Eduardo Lauritto –actual ministro de Educación de Entre Ríos- prometió cinco años atrás a directivos, docentes, miembros de la cooperadora de la escuela y representantes de la AGMER Federal.

En las aulas móviles –contenedores- se hacinan alumnos que provienen de los barrios, 25 de Mayo, Itatí, Campo de Mayo, El Silbido y hasta de Colonia Federal.

Por los techos y ‘paredes’ se filtra agua toda vez que llueve; la estructura ha estado electrificada; los pizarrones se ubican sobre pupitres; el calor sofocante obliga a salir de las ‘aulas’ para que se dicten clases en la galería de la escuela. Mientras tanto, la comunidad educativa sigue esperando la construcción de dos aulas, el salón de usos múltiples, los nuevos baños y la reparación total del edificio, cuya obra fue licitada en el 2013, recepcionándose presupuestos de dos oferentes. Hasta la fecha, nunca se anunció cuándo comenzará la obra.

Si la calificación de la legisladora porteña por el FpV -“Los containers están diseñados para basura, no para que los chicos estudien”- fuera la definición irrefutable sobre la realidad, se concluye en que “los alumnos y docentes que son alojados en ese tipo de aulas, son basura”.

HACIENDAS VILLAGUAY - Representante en Federal: Carlos Fillol 03455156469

HACIENDAS VILLAGUAY - Representante en Federal: Carlos Fillol 03455156469

INJET FEDERAL - PROMOCIÓN SEPTIEMBRE

INJET FEDERAL - PROMOCIÓN SEPTIEMBRE

INSTANTÁNEAS URBANAS

INSTANTÁNEAS URBANAS
REFERENCIA GEOGRÁFICA: ESQUINA CAMINO DE 'LAS CASUARINAS'