Hay tensión en la policía. El gobierno no cumplirá con el aumento otorgado por Urribarri en el acta acuerdo con los policías amotinados, que lleva la firma del mandatario y tuvo por testigo al Obispo de Concordia.
En reuniones que tuvieron lugar en las últimas horas en las comisarías, se informó a los policías que este viernes 3 de enero encontrarán en los cajeros el sueldo de diciembre, con exactamente el mismo monto que lo percibido por noviembre.

Al otro día, es decir el sábado 4 de enero, se les depositará un adicional no remunerativo, que será de $ 2000 para los uniformados que tienen el código 181 y de 1600 para quienes no cuentan con ese código.

El gobierno prometió que luego de las paritarias, probablemente con los sueldos de marzo, habría una recomposición que impactaría en el básico.

La certeza de que el gobernador Sergio Urribarri ha resuelto incumplir con lo firmado en presencia del Obispo de Concordia y otros referentes de las instituciones de Concordia, ha generado malestar entre los policías, que a última hora de este jueves se reúnen para resolver qué camino a seguir.

Tras un encuentro en Gualeguaychú, los delegados que son voceros del reclamo habían adelantado que volverían a la huelga si el pacto no era cumplido, aunque con una modalidad diferente a la que emplearan el 8 de diciembre de 2013 y que desembocara en los saqueos que afectaron a la capital del citrus.

También es una incógnita si las personas que oficiaron de testigos de lo pactado, entre ellos Monseñor Luis Collazuol, harán oír su voz ante la determinación de una de las partes de incumplir con la palabra dada.

Cabe recordar que la presencia del Obispo de Concordia obedeció también a un pedido del gobernador Sergio Urribarri, en momentos de extrema tensión, en los que se procuraba un acuerdo que devolviera a la policía a las calles.
Fuente: elentrerios.com