EL GOBIERNO DE ENTRE RÍOS LES DEBE A LOS MUNICIPIOS

AUDIO Pedro 'Bebe' Ullúa -diputado provincial UCR Federal-: el legislador por el departamento Federal, reveló el Gobierno de Entre Ríos les debe -al 7/10/13- a los municipios de, Federal 2 millones de pesos, y al de Sauce de Luna 1 millón -entre otros gobiernos comunales- en concepto de ajustes de coparticipación.
"El gobierno se queda con plata de los municipios" denunció el diputado Ullúa
El diputado provincial, Pedro Ullúa (UCR-Federal), cuestionó al gobierno provincial al evaluar que envía un porcentaje menor de coparticipación a los municipios al que fija la Constitución de Entre Ríos y reclamó en ese sentido "una pronta normalización de esas remesas que son fundamentales para la gestión de cada comunas". Pedro Ullúa, acusó a la gestión de Sergio Urribarri de "desviar en cada bimestre, montos de dinero cercanos al dos por ciento del total que debería remitir a los municipios, seguramente para volcarlo en la campaña electoral del justicialismo, en desmedro de la población de cada localidad, que se ve privada de contar con servicios que le debe brindar el Estado municipal al que no le llegan los recursos como corresponde". 

EN MILLONES. Ullúa dijo que de acuerdo a los datos obtenidos en los últimos dos bimestres, la deuda global a todos los municipios alcanza la suma de ciento catorce millones de pesos ($ 114.000.000), "monto que al no ser percibido, impide la realización de obras y la cobertura de servicios en las ciudades entrerrianas, sin que por otra parte se conozca oficialmente su destino, aunque no es difícil deducir que es dinero que se vuelca a la campaña del partido gobernante", expresó. 
Ullúa recordó que la Constitución provincial "garantiza que el monto a las comuna por impuestos nacionales no podrá ser inferior al 16% y por impuestos provinciales al 18% pero en ambos casos se envían por lo menos un 2 % por debajo de ese porcentaje. 

APRIETES. Ullúa indicó finalmente que su reclamo apunta a que la situación se regularice a todos los municipios de la provincia "sin color partidario, ya que las necesidades de la gente son las mismas cualquiera sea el sector político que esté a cargo de su municipio, y además porque sabemos que los intendentes del justicialismo están impedidos de quejarse porque desde el gobierno provincial se los tilda de masistas o bustistas y se los amenaza con otros aprietes que terminan perjudicando cada gestión comunal", concluyó.