POSICIÓN DE LA SECCIONAL FEDERAL EN EL MARCO DE LA DEFENSA DE LA EDUCACIÓN

La conducción provincial de la AGMER incurre en incoherencias

"Atentos a la suspensión, por parte de la conducción provincial, del plan de acción definido por el Congreso provincial de AGMER, lo que virtualmente define un normal reinicio del segundo semestre e implícitamente una aceptación de la propuesta del Gobierno, no podemos menos que expresar una opinión negativa a la decisión tomada y, fundamentalmente, la de  convocar a un Congreso Provincial posterior a las fechas resueltas por Congreso.

Y sustentamos esto en que claramente han quedado lejos las demandas del 35% planteado por la conducción a principios de año, la contra-propuesta efectuada por las seccionales Federal y Victoria, que además de posibilitar este porcentaje reivindicaba a directivos de primaria con un adicional que ha quedado olvidado en esta instancia que, directamente, demora consultas, oculta conflictos y allana el camino de quién debe dar respuestas y garantizar el derecho a la educación.  

No desconocemos institucionalmente la moción aprobada por la mayoría, pero tampoco se desconoce, una gran mayoría mandataba <no reinicio>. 
La impronta definida ha permitido establecer <reinicio> con la simple presentación de una propuesta (de cualquier tenor y porcentaje). 
Solo luego de haber garantizado el reinicio, se consulta si se acepta o no perdiendo claramente la ventaja y fortaleza coyuntural.

Independientemente de esto que hace al conjunto provincial desde la definición gremial, desde esta Seccional (y desde muchas seguro) se deberá seguir enfrentando la falta de transporte escolar, de aulas, de agua y sanitarios, de respuestas, y confluyendo  desde la lucha docente como la garantía de la educación pública de Entre Ríos. 

Una vez más, la sensación de frustración, de impotencia y de fracaso acompaña proporcionalmente al aumento inflacionario, e indefectiblemente sostiene la teoría de que se dejan pasar oportunidades y se desperdician fortalezas.

Hemos denunciado claramente fracasos, paritarias de transporte que no garantizan transporte, paritarias de infraestructura que no construyen escuelas, aulas o siquiera reparan la provisión de agua a las escuelas, negociaciones salariales que se cierran en desmedro del bolsillo de los trabajadores docentes y muy lejos de las demandas.
Sin embargo, la dialéctica la intentará transformar en triunfos que, quienes la sostengan, deberán explicar a favor de quién".