SITUACIÓN EN LOS HOSPITALES PÚBLICOS

«El servicio de atención de la salud empeora»  

El senador nacional Arturo Vera, expuso: "Se evidencia ausencia de médicos; faltan remedios e insumos para intervenciones quirúrgicas; hay aparatología que no funciona; pacientes revelan informalidad en el suministro de turnos".



(Prensa senador Vera). Una vez más el senador nacional Arturo Vera (UCR-Entre Ríos), refiriéndose a la atención de la salud en la provincia de Entre Ríos, expresó «lamento que el paso del tiempo, lejos de mostrar algún progreso en la calidad del servicio de salud que se presta en los hospitales, día a día empeora».

El senador de la Nación, hizo notar además, «naturalmente esto explica porqué el discurso del gobierno presentándose como exitoso, es nada más que eso. De ahí que en la realidad hospitalaria pública a cargo de la provincia, se muestran los déficits enormes que en realidad existen, como: la falta de atención médica en algunos casos por ausencia de profesionales y/o por las malas remuneraciones, y particularmente a diario puede verse más, de qué modo la gente de escasos recursos que se ve forzada a concurrir a los nosocomios por no poder afrontar el pago de una cobertura privada, sufren o en algunos casos llegan a la muerte, porque el hospital no puede brindar la atención que requiere su dolencia».

El legislador por la provincia de Entre Ríos, ahondó, «es común que cierta e importante aparatología de los hospitales no funcione, sin que se sepa si deliberadamente se impide su funcionamiento para que otros hagan negocios, o si por el contrario la respuesta por parte de las autoridades es lenta o ineficiente».

Vera, enfatizó, «es común también observar, cuánto sufren los pacientes por la falta de medicamentos, elementos para realizar las intervenciones quirúrgicas -complejas o no- como prótesis, clavos, entre otros; y no es menos grave también, la dificultad para conseguir turnos de consulta con los profesionales».

El senador nacional, sostuvo: «Todo esto que puede ser avalado fácilmente por el conocimiento público de parte de quienes sufren directa o indirectamente las deficiencias, permite afirmar que no es cierto que el gobierno de Entre Ríos sea bueno. Quizás, si la sociedad no lo advierte acabadamente aún, sea porque el relato vendedor de la ilusión del éxito, todavía es fuerte para tapar la realidad y porque a muchos no les importa el dolor ajeno, pues resulta más fácil silenciar la verdad, por más que vean muy de cerca como algunos pierden la vida por estas carencias o por la mala atención médica».