Una manifestación cultural que se lleva en la sangre




6/2/2011 Gabriel Baldi (El Diario de Paraná - FOTOS DANIEL CRISTINA). Una multitud se viene dando cita desde el viernes en el Anfiteatro Municipal “Francisco Ramírez” para disfrutar de los mejores exponentes del género musical que caracteriza a la región, teniendo al mate, las pilchas gauchas y al acordeón como principales aliados.


Así como toda sana costumbre va gestándose en uno de manera natural, el chamamé ha crecido en Federal bajo el resguardo y el impulso de una sociedad que lleva esta manifestación cultural en la sangre, haciéndolo evidente en cada sapucay.

El Festival Nacional del Chamamé está transitando desde el pasado viernes su 36° edición y se enmarca en la zona como el punto de encuentro entre paisanos y paisanas que animados por su espíritu de fiesta arriban al pueblo haciendo notar su presencia, bailando desde el amanecer en las típicas bailantas de barrio Unión hasta el fin de cada velada, sobre la pista Tarragó Ros, ubicada dentro del anfiteatro municipal 'Francisco Ramírez'.

“En Entre Ríos, Federal es chamamé”, dijo alguien alguna vez y no se equivocó. Este sentir se palpita en las calles de la ciudad; se oye dentro de los comercios; en los autos que circulan y en la gente que lo tararea. Para definirlo mejor: es una expresión muy popular.

Las tres jornadas del Festival son las que el público esperó todo un año. Ahí, la sociedad federalense aprovecha la ocasión para engalanarse y dar muestras de su cordial atención, invitando al espectáculo al espectador foráneo e introduciéndolo en su folklore con entera dedicación y amabilidad.

De una u otra manera, por voluntad propia, prácticamente el pueblo entero se moviliza y toma parte del evento. Durante el día, el cónclave es en el camping, por la noche en el predio municipal, pero nadie queda al margen de la trascendental celebración.

Aunque quizás algo más relegados, los jóvenes también se acercan, sin embargo, las costumbres compartidas con los gauchos son distintas. El gorro reemplaza a la boina, la zapatilla a la alpargata y la remera a la camisa, no obstante para enaltecer su terruño todos ponen manos a la obra.

La amistad y el sentido de pertenencia por su localidad son características distintivas en Federal, mientras que la unión y el empeño que existen entre los presentes engrandecen al tradicional festejo que año a año va superándose hasta convertirse en lo que hoy es, una de las fiestas populares más relevantes del país.

JORNADA INICIAL. Frente al imponente escenario 'Ernesto Montiel', la excelencia del cielo estrellado hacía presagiar que se desarrollaría una velada magnífica, a pesar de que minutos antes de las 22 no era mucha la cantidad de asistentes en el show.

En los camarines, situados detrás del escenario, los músicos que iniciarían el Festival 2011 comenzaban a ensayar sus primeros acordes. Gustavo Reynoso y su conjunto se preparaban.
Los distintos medios de prensa (hubo alrededor de 300 periodistas acreditados) se ubicaban en sus respectivos stands, separados por un lado, para prensa gráfica y por el otro, para la radial. Todos tenían reservado su espacio.

Como por arte de magia, cuando los animadores Mario Alarcón Muñiz y Santiago Miguel Rinaldi abrieron el espectáculo y la majestuosidad de los fuegos artificiales enmudeció a todos, la capacidad en las plateas estaba casi colmada.

Comenzó el festejo y el primer sapucay se escuchó a lo lejos. Federal fue una fiesta. La continuidad del evento se dio en un clima de algarabía.

La nota la dieron los hermanos De Ángeli, cuando fueron invitados a subir a las tablas por Antonio Tarragó Ros. En medio de risas, gritos y sapucay, los mellizos de María Grande estuvieron entre los más aplaudidos de la jornada.

Promediando la madrugada, la gente se acercaba a los distintos puestos para degustar las comidas típicas, ya habiendo dejado de lado la yerba y el agua caliente.

El calor del evento duró toda la velada. No hubo picos de emoción, sino un júbilo constante que hizo vivir y sentir a todos ser parte de un momento glorioso y, por más lejos que uno crea estar del chamamé, el Festival logró cautivar al asistente y hacer sentir a la multitud reinante como privilegiados, por ser protagonistas de tan magistral velada.

CIERRE. Tendrá lugar hoy la última noche de uno de los mejores espectáculos nacionales, como lo es el Festival Nacional del Chamamé.
La puesta en escena reunirá el brillo del Ballet Municipal 'Reflejos del Montiel' y los mensajes al alma en la voz del Padre Julián Zini y su conjunto Neike Chamigo.
Desde Formosa llegará Luna Payasera Trío y el infaltable estilo tarragosero de la mano de Oscar Burgardt. Además, actuarán Juancito Güenaga; la revelación del certamen Nuevos Valores; el grupo Integración; Tilo Escobar; Mario Bofill; Juan y Ernestito Montiel; el grupo El Renuevo. Mientras que como invitado especial estará el joven Leandro Lovato, exhibiendo su talento con el violín.

INSTANTÁNEAS URBANAS

INSTANTÁNEAS URBANAS
SOSIEGO

SISTEMAS DE SEGURIDAD

SISTEMAS DE SEGURIDAD
ANDERSON 786 / 03454 422815

ESPACIO PUBLICITARIO

ESPACIO PUBLICITARIO
pulsar para acceder al face de ENERGYM